Google+ Badge

Pos. Liga Nacional

Con la tecnología de Blogger.

Siguenos

Bateo Americana

Bateo Nacional

Efectividad Americana

Efectividad Nacional

Jonrones Americana

Jonrones Nacional

Ponches Americana

Ponches Nacional

viernes, 7 de febrero de 2014

"El Escuadrón del Pánico" de 1955, Cuando Willie Mays vino a Venezuela



Seguimos este especial de grandes equipos que han pasado por las Series del Caribe, ya les he escrito sobre el Magallanes de 1979, el Almendares de 1949 y el Carta Vieja de 1950, esta vez el turno le corresponde al que probablemente sea el mejor equipo de todos los tiempos en esta competición, los boricuas del Cangrejeros de Santurce de 1955, el célebre “escuadrón  del pánico”, que conquistó ese año la serie del caribe que se realizó en el Estadio Universitario de Caracas.

Se preguntarán ustedes porqué a este equipo le llamaban así, un mote tan escalofriante, que desde ya sembraba miedo en el contrario. Pues porque en su alineación contaba con nombres hoy legendarios como Roberto Clemente, Willie Mays quien había ganado el campeonato de bateo en la Nacional ese año, Don Zimmer, Bob Thurman, Luis Rodríguez Olmo y Rubén Gómez,  una alineación que lucía verdaderamente despiadada, partiendo por supuesto como los favoritos para ganarlo todo. Lo más sorprendente de aquel equipo de Santurce era que no llevaban refuerzos de los otros equipos de Puerto Rico, algo impensable ahora y entonces.


La llegada de Mays a Puerto Rico estuvo acompañada de la preocupación del algunos periodistas y directivos de Nueva York sobre la posibilidad de que este se lesionara, sin embargo los directivos de los Cangrejeros y casi mil fanáticos fueron a recibir a Mays en el aeropuerto el 16 de octubre de 1954 y el día 17 debutó frente a los Senadores de San Juan, conectando dos hits en la derrota de su equipo, 9 carreras por 8. El 7 de noviembre, frente a los Indios de Mayagüez, Willie Mays conectó su primer jonrón. 

La histórica atrapada de Mays fue el 29 de septiembre de 1954. 18 días despues jugaría en Puerto Rico


Después de un mes de temporada regular, los Cangrejeros presentaban marca de 10-11, a tres juegos de los punteros, los Senadores de San Juan. A finales de noviembre los Cangrejeros obtuvieron dos victorias que marcaron la inspiración para el resto de la campaña. Esas victorias fueron ante los Senadores con blanqueo de quince ponches de Sam Jones. A la noche siguiente, Roberto Vargas de los Criollos de Caguas, estaba a tres outs de vencer por cuarta vez en la campaña a los Cangrejeros, pero Roberto Clemente conectó sencillo embasándose, preparando la escena para Willie Mays, quien con jonrón decretó la victoria cangrejera.

Entre noviembre y diciembre, como es natural en nuestras ligas invernales, los rosters de Puerto Rico sufrieron varios cambios. El mismo Santurce dejó ir importados y trajo otros, principalmente de los Gigantes de Nueva York. Los Indios de Mayagüez dejaron ir por bajo rendimiento a su campocorto foráneo, Don Zimmer, el cual fue firmado por Pedrín Zorrilla. A su llegada a Santurce Zimmer comenzó a batear y sus habilidades ofensivas se sumaron a las del segunda base Ronnie Sanford, fortalecieron la línea central del conjunto azul. Zimmer terminaría siendo el Más Valioso de la Serie del Caribe ese año.

Don Zimmer con Santurce

Para el 15 de diciembre de 1954, los Cangrejeros ocupaban ya la primera posición del standing, juego y medio por encima de Caguas y cuatro por encima de los Senadores. Habían ganando15 de sus últimos 18 compromisos, incluyendo una barrida entre el 9 y 10 de diciembre contra los Criollos de Caguas, a quienes vencieron 14 por 2 en el primer juego con jonrones de Clemente y Clarkson y noche perfecta de 4-4 por parte de Willie Mays. Al día siguiente Sam Jones lanzaría la ruta completa y los Cangrejeros derrotarían a los de Caguas 8 carreras por 2.

El arquitecto de este gran equipo
A final de la temporada regular, la liga experimentó un descenso en la asistencia a los estadios, calculada en un 33% con respecto a la temporada anterior. El advenimiento de la televisión y la economía de la isla, fueron las señaladas como la causa de este bajón, sin embargo otros argumentaron también que la supremacía de Santurce en los últimos años había creado disparidad en la liga y también el elevado número de importados (9 por equipo) había alejado al fanático. En lo deportivo, Willie Mays había capturado el campeonato de bateo y el premio Más Valioso, el rey de las impulsadas fue Buster Clarkson y la rotación cangrejera, obtuvo las mejores marcas: Sam Jones (14-4), Rubén Gómez (13-4) y Bill Greason (8-2) y Santurce terminó en el primer lugar del torneo clasificando de manera directa a la final, teniendo que enfrentarse en una semifinal al mejor de cinco los Senadores de San Juan y los Criollos de Caguas, quienes resultaron vencedores en cuatro compromisos. La final sería entonces entre el cangrejo y la yegüita.

Los cangrejeros alinearon para el juego uno de la final con Harry Chiti en la receptoría, George Crowe en primera, Samford y Zimmer alrededor de la segunda, Buster Clarkson en tercera, Bob Thurman en el right, Willie Mays en el center y Roberto Clemente en el left. Rubén Gómez abrió por Santurce, que venció a Caguas en el juego uno, 10 carreras por 3, con juego completo de Gómez, jonrón de Thurman y jornada de 5-4 con cuatro remolques de Roberto Clemente. 

Roberto Clemente


La noche siguiente los Criollos igualaron la serie con marcador de 7 carreras por 3, apoyados en jonrones de Charlie Neal, Bob Montag y Félix Mantilla, en juego disputado ente más de siete mil personas, la mitad de lo que solían asistir a los juegos de final en el Sixto Escobar.

En el tercer juego los bates del “escuadrón del pánico” hicieron trizas el pitcheo de los Criollos, dando hasta 17 imparables y anotando 14 carreras, liderados por Don Zimmer quien conectó cuatro imparables y remolcó cuatro carreras, Bill Greason blanqueó a los Criollos. En el cuarto juego, otra vez los de Santurce masacraron los de Caguas, esta vez con marcador de 13 carreras por 1, apoyados en excelente labor monticular de Rubén Gómez quien lanzó un no hitter por espacio de siete entradas, tolerando al final tres hits. Además del excelente pitcheo, los bates cangrejeros dieron cuatro jonrones de Chiti, Clarkson, Mays y Thurman. 

Rubén Gómez junto a Willie Mays


Sam Jones lanzó el juego cinco, el día 7 de febrero de 1955, y cubrió la ruta entera permitiendo solo dos carreras, mientras que la ofensiva de su equipo liderada por Don Zimmer quien conectó su tercer jonrón de la seriem, anotó seis veces para terminar venciendo a los de Caguas, siendo Tetelo Vargas el último out del encuentro fallando por la vía 43. 



Así, con semejantes luminarias, llegaron los Cangrejeros a Caracas para la Serie del Caribe, la cual ese año estableció récord de asistencia, pues fueron 110000 aficionados los que asistieron a los doce juegos de la serie.

A los Cangrejeros les tocó enfrentarse a los Alacranes del Almendares en el primer juego de la serie. Los cubanos salieron con Red Munger como abridor mientras que Rubén Gómez lo hizo por los Santurce. Harry Chitti y Ronnie Sanford impulsaron dos carreras cada uno mientras que Don Zimmer con cuadrangular solitario en el séptimo inning dio cifras definitivas al duelo. En la noche, los Navegantes del Magallanes de Venezuela, con excelente labor monticular del “Carrao” Bracho, blanqueó a los Yankees de Carta Vieja panameños y los venezolanos salieron airosos con marcador de nueve carreras por cero.

En el segundo juego, el “Escuadrón del Pánico” enfrentó a los de Carta Vieja. Bill Grason fue el abridor del encuentro. En el mismo primer inning los Cangrejeros se fueron arriba con jonrón solitario de Don Zimmer y en el quinto el mismo Greason conectó vuelacercas para poner el marcador 2-0. En la séptima entrada los panameños hicieron una carrera pero no pudieron hacer más. En la noche, Emilio Cueche abrió por Magallanes y lanzó la ruta completa, al igual que su contraparte de los Alacranes Joe Hatten. Pero una carrera cubana en la séptima entrada fue suficiente para sentenciar el juego a favor de los antillanos. 


Bill Greason


Para el tercer día de la jornada, los de Carta Vieja apoyados en gran labor monticular de Humberto Robinson, consiguió su primera victoria al vencer a los cubanos 3 carreras por 2. En la noche llegó uno de los momentos más recordados de la serie. Se enfrentaron entonces el equipo de toda mi vida, los Navegantes del Magallanes, ante uno de los equipos del caribe a los que le tengo más afecto, los Cangrejeros. Por los turcos abrió el grandeliga y legendario abridor zurdo de la nave, Ramón Monzant, mientras que Sam Jones lo hizo por los Cangrejeros en duelo de ases. El manager Cangrejero Herman Franks había dirigido a los navieros la temporada pasada y conocía a Monzant y a la aguerrida fanaticada de Caracas. Ambos pitchers lanzaron los nueve innings permitiendo solo dos carreras a sus rivales. En la entrada once el juego seguía empatado y mientras Magallanes había resultado económico fabricando dos carreras con solo 3 hits, los Cangrejeros habían hecho la misma cantidad de carreras con ocho hits. En esa entrada once Roberto Clemente le conectó sencillo a Monzant llegándole el turno a Willie Mays, quien se había ido de 13-0 en la serie. Era un duelo de compañeros de divisa, Mays ya consolidado con los Gigantes mientras que Monzant era prospecto de esa organización. Pero Willie Mays acabó con el juego con enorme cuadrangular por todo el centerfield que acabó sentenciando la victoria boricua. 

Mays protagonizó el momento de la Serie en el tercer juego


En el juego cuatro, Rubén Gómez dejó el encuentro en el quinto debido a molestias y con el marcador 0-5 a favor de los alacranes. En la alta del sexto, los cubanos anotaron una más, poniendo el marcador a su favor seis carreras a 0. Zimmer y Clemente lograron embasarse en la baja del sexto, dejando nuevamente la escena servida a Willie Mays, quien conectó un triple que barrió las bases y abrió el marcador para los de Santurce. Eventualmente Mays anotaría con sencillo de Clarkson. En el octavo Mays volvió a conectar imparable y doble de Bob Thurman impulsó la cuarta de los Cangrejeros. Llegó la novena, Almendares arriba 6 carreras por 4 y solo tres outs los separaba de la victoria. Red Munger, el lanzador de los cubanos retiró con roletazos a Chiti y a Samford para quedar a solo un out del triunfo y mantener las esperanzas cubanas de alcanzar el título.


Bob Thurman y Roberto Clemente


Alfonso Gerard vino a batear como emergente en lugar del lanzador y conectó sencillo al right. Vino entonces el turno de Don Zimmer, quien conectó sendo cuadrangular al leftcenter para empatar las acciones. Pasada la celebración por el jonrón, le tocaba el turno a Roberto Clemente quien tomó boleto, sentenciando la salida de Red Munger, viniendo a relevar Al Lyons. La escena quedó servida nuevamente para Willie Mays quien conectó línea salvaje por el rightfield, siento cortada con dificultades por el jardinero derecho mientras Roberto Clemente corría sin parar. El segunda base hizo el relevo en el tiro y lanzó al home, pero lo suficientemente abierto como para que Roberto Clemente anotara la de dejar en el terreno a los cubanos. Con marca de 4-0 de Santurce, y la victoria magallanera sobre los panameños en segunda hora, liquidó por completo las esperanzas de Carta Vieja y el Almendares, quedando Santurce a ley de una victoria para ganar la corona del caribe, mientras que Magallanes para optar a ella debía ganar sus juegos restantes y que Santurce perdiera los dos juegos que le quedaban.

El 14 de febrero de 1955 los Cangrejeros de Santurce,”El Escuadrón del Pánico” consiguió la serie del caribe, la tercera en la historia de la franquicia y la cuarta para los equipos puertorriqueños. En el juego de su coronación, los Cangrejeros derrotaron al Carta Vieja de Panamá masacrándolos once carreras por tres con labor monticular de Bill Greason y un ataque de 16 imparables, tres de ellos de Willie Mays, jonrón de tres carreras de Harry Chiti y dos triples de Roberto Clemente. Con tal demostración de poder, “El Escuadrón del Pánico” confirmó su favoritismo y el porqué de su mote. Magallanes derrotó al Almendares y al día siguiente a los Cangrejeros, en un juego que ya no tenía razón de ser. 


El "Escuadrón del Pánico"


Don Zimmer fue el Mas Valioso de la Serie y cinco cangrejeros estuvieron en el equipo ideal. En el avión que llevó de regreso a los Cangrejeros a Puerto Rico, trabajadores venezolanos les pintaron: “Cangrejeros de Santurce, Campeones de la Séptima Serie del Caribe. 50000 aficionados esperaron en el aeropuerto para recibir al equipo más poderoso, más letal y más memorable que ha pasado en los 65 años en la historia de las Series del Caribe. 

Don Zimmer fue el MVP de la Serie


Como venezolano puedo decir que fue motivo de orgullo que estas luminarias hayan pisado nuestra tierra y como Magallanero debo decir que fue honroso y honorable haber perdido ante el mejor equipo en la historia del Caribe.

Gran parte de la información aquí presentada la puedes hallar en el libro The Santurce Crabbers: Sixty Seasons of Puerto Rican Winter League Baseball de Thomas E. Van Hyning. 



Si el artículo te gustó, compártelo en facebook, dale tweet en twitter, recomiéndalo en Google+ y si te interesa recibir más publicaciones similares, suscríbete al blog. Yo  estaría eternamente agradecido. 

 Por Alex Ulacio

0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Google+ Followers

Pos. Liga Americana

Seguidores

Siguenos por email

Nuestro Facebook

Páginas vistas en total

About Me

Mi foto
Alex Ulacio
Venezolano con la rara combinacion de ser larense, pero Magallanero.. adicto al béisbol y la literatura, busco la manera de combinar ambos, pero sin que alguno de ellos pierda su esencia...
Ver todo mi perfil

Nuestros tweets