Mi otro blog

Publicidad

Google+ Badge

Google+ Followers

Con la tecnología de Blogger.

Search

Cargando...

Siguenos

lunes, 13 de agosto de 2012

Las Reinas del Béisbol (breve crónica de la historia de mujeres en el béisbol)

"Llamar a las mujeres el sexo débil es una calumnia; es la injusticia del hombre hacia la mujer."

Mahatma Ghandi


  La creencia popular nos dice que el béisbol solo lo juegan los varones y aquellos que son más flexibles (o ignorantes) piensan que el softbol es una especie de béisbol para mujeres. Pero no hay nada mas lejos de la realidad.

Las mujeres han jugado con pelotas y bates desde tiempos remotos; la primera forma rudimentaria de algún juego de batear y fildear, que ocurrió en Egipto, envolvía hombres y mujeres por igual, y los innumerables juegos derivados de aquel no discriminaban a las mujeres.


El rounders, juego del cual derivó el béisbol en forma directa, era un juego netamente infantil y por lo tanto, niños y niñas lo jugaban por igual. Pero cuando el béisbol llegó a un nivel mucho mas organizado, los hombres excluyeron a las mujeres del mismo, dejándolas como simples espectadoras.
 
Representaciones egipcias
donde se nota la participacion de mujeres
en el ritual religioso que antecedió al béisbol
Pero si hay un género que ama al béisbol, son las mujeres y de hecho, cuando alguna mujer alcanza el grado de adicta al béisbol, es mejor aficionada que cualquier hombre.

El primer aporte significativo de una mujer al béisbol fue por parte de Mary Bennet, esposa del receptor de los Wolverines de Detroit, Charlie Bennet, quien inventó los petos para los receptores, a petición de su marido, quien ya no soportaba los golpes recibidos.  

Ahora bien, las mujeres han competido en el béisbol desde siempre, es más, el primer equipo de béisbol profesional  cualquier nivel, fue un equipo compuesto por mujeres, eran las Dolly Vardens, equipo conformado solo por jugadoras de raza negra, en Philadelphia, Estados Unidos, y fue formado en 1867, dos años antes del primer equipo profesional de hombres. La foto a continuación es del equipo de la YMCA en 1920, una organización que en tiempos de la discriminación racial en Estados Unidos, brindaba oportunidades deportivas a las mujeres negras, entre ellas natación, baloncesto y béisbol. No hay fotos de las Dolly Vardens:




Entre los años 1895 y 1935, se formó en los Estados Unidos, un equipo llamado las “Bloomers Girls” quienes hacían gira por toda América, jugaron en Cuba, México y Venezuela, realizaban juegos de exhibición contra equipos semiprofesionales y de las menores, y hubo estrellas masculinas, que se disfrazaban de mujer, para poder jugar en ese equipo, dos ejemplos de ello son Roger Hornsby y Smokey Joe Wood, y además, las Bloomers Girls, fueron el primer equipo de béisbol, a cualquier nivel, que realizaron juegos nocturnos. Se formaron equipos en varias ciudades de Estados Unidos: 


Bloomer Girls de Boston


En 1890, se formó el equipo llamado “Young Ladies Baseball Club” el cual recorrió todos los Estados Unidos realizando juego contra equipos de hombres. Y aunque sus uniformes eran demasiado pesados para correr, se hicieron famosas por aniquilar a los equipos masculinos.

El equipo "Young Ladies Baseball Club"


En 1904, Amanda Clement se convirtió en la primera umpire, cuando ella junto a su madre fueron a ver a su hermano jugar en un equipo semiprofesional y el árbitro no se presentó, entonces su hermano contó que ella jugaba muy bien y que podía cantar el juego. Lo hizo también que la contrataron para ser umpire permanente, trabajo que realizó hasta 1910.

Amanda Clemens, primera mujer umpiresa


En 1908 Maude Nelson, se convirtió en la primera mujer en jugar béisbol profesional en un equipo conformado por hombres. En la década de los 20, las fábricas de la ciudad de Philadelphia, tenían equipos de béisbol para mujeres y uno de esos equipos, las Bobbies, realizaron viajes a Japón, para jugar contra equipos masculinos.

Maude Nelson


Los éxitos de las mujeres en el béisbol no se detuvieron y en 1934, la exmedallista olímpica de jabalina, Babe Didrikson, lanzó juegos de exhibición para los Atléticos de Filadelfia, los Cardenales de San Luis y los Indios de Cleveland.

Una mujer importantísima en la historia del béisbol, que incluso está en el Salón de la Fama de Cooperstown, fue Effa Manley, quien era la dueña y gerente de las Aguilas de Newark de las Ligas Negras, y ella sola organizaba todo lo referente al equipo como la compra de implementos, el pago de nómina y la contratación de jugadores. Contrario al modo de actuar de los dueño masculinos, Manley siempre procuró el bienestar de sus jugadores, aumentándoles el sueldo y exigiendo a la Liga calendarios mas cómodos para ellos, así como mejores condiciones de transporte, de hecho ella le compró a su equipo un autobús con aire acondicionado para los viajes y desde luego, abogaba por el fin de la discriminación racial. Una leyenda dice que Manley era tan activa como dueña que ella misma enviaba a los jugadores las señas de tocar o robar de acuerdo a las veces en que cruzaba las piernas. Manley también fue de los primeros dueños que patrocinaba la incursión de peloteros norteamericanos en las Ligas del Caribe, para que no perdieran forma y para que tuvieran ingresos en el invierno. En el 2006 fue elevada al Salón de la Fama y su placa de bronce dice simplemente: “Ella amaba el béisbol”. Gracias a ella, figuras como Josh Gibson, Satchel Paige y otros pudieron brillar en Puerto Rico, Venezuela y México.

Effa Manley, primera mujer en el Salón de la Fama de Cooperstown

En 1931 la adolescente de 17 años Jackie Mitchell, firmó con equipo clase AA, y el 2 de abril de 1931 los Yankees de Nueva York de Babe Ruth y Lou Gehrig fueron a jugar un partido de exhibición contra su equipo y trajeron a Jackie a relevar para enfrentar a Ruth. El Babe armó un escándalo, dijo que no “sabía lo que pasaría si dejaban a las mujeres jugar béisbol. Claro, ellas nunca serán buenas ¿Por qué? Porque son muy delicadas, las mataría jugar todos los días”, pero al final el juego se reanudó y Jackie ponchó a Ruth con cuatro pitcheos, el Bambino lanzó su bate y regresó enfurecido al dogout, luego Jackie enfrentó a Lou Gehrig, quien abanicó los tres pitcheos que Jackie le hizo. Unos días después, el Comisionado Kenesaw Mountain Landis anuló el contrato de Jackie y prohibió a los equipos del béisbol organizado, firmar mujeres. Jackie lanzó juegos de exhibición hasta los 23 años, dejando tras de sí la leyenda de “la mujer que ponchó a Ruth y Gehrig”

Jackie Mitchel a la izquierda con sus víctimas: Ruth y Gehrig.

            
Entre 1943 y 1954, con la ida de varios jugadores de Grandes Ligas tanto a la Segunda Guerra Mundial como a la Guerra de Corea, hizo que se formaran las Ligas Mayores de Béisbol Femenino, invento de Phil Wrigley, dueño de los Cachorros, quien además estableció una regla para los uniformes:

“No quiero que las muchachas luzcan como si fueran disfraces de hombres, deben aparecer muy femeninas, muy sexys”

Y fue su mujer quien diseño los uniformes, sustituyendo los pantalones bombachos por faldas que llegaban hasta las rodillas, por eso, durante el juego las faldas se le subían y se les veían las pantaletas, lo cual era un delirio para los hombres que asistían al juego.



Se realizaron 12 Series Mundiales y hubo jugadoras que destacaron bastante como por ejemplo, Sophie Kurys, segunda base de las Bellas de Racine, quien en 1946 estableció el récord para el béisbol profesional, al robarse 201 bases en 203 intentos, para una efectividad de 99,99% y tuvo ocho campañas seguidas con mas de 100 bases robadas  

Sophie Kurys


También destacó especialmente Dorothy Wiltse Collins, quien era lanzadora derecha, lanzó para los Daisies de Fort Wayne y en 1944 ganó 20 juegos, en 1945 estableció récord al ganar 29 juegos y perder solo 10, y fue líder en ponches con 293 y en efectividad con la impresionante marca de 0.83, lanzó dos no hit no runs en un periodo de 17 dias y lanzó 17 blanqueos; y en 1948 jugó embarazada, por lo cual solo pudo jugar hasta los seis meses de embarazo, otras fuentes aseguran que solo jugó hasta el segundo o cuarto mes de embarazo, luego tuvo su hijo y se retiró del béisbol. Sus números totales en el béisbol fueron de: récord de 117-76, con 1205 ponches y efectividad de 1,83.

Dorothy Wiltse Collins


Su historia inspiró parcialmente la película “A league of their own” y su personaje fue interpretado por Geena Davis. En esa película también actuó Madonna y Tom Hanks, éste último hizo el papel de Jimmy Foxx, el “Babe Ruth derecho”, quien en la vida real, fue mánager de Dorothy.


Dorothy Mcguire, por su parte, fue receptora y outfielder quien también sirvió de inspiración para el personaje encarnado por Geena Davis. Mcguire fue lo que en Venezuela llamamos, “una mujer guerrera”, su verdadero nombre era Dorothy Maime McMillan, también jugo con el nombre de Dorothy Chapman. Fue una de las primeras 60 mujeres que tuvieron participación en la primera temporada de la Liga de Mujeres en Estados Unidos.
Su vida es apasionante, estuvo llena de energía de emociones y riesgos poco comunes para las mujeres. Durante la Gran Depresión, ella crió caballos, trabajó en fábricas y fue chofer de taxis en Cleveland, durante la Segunda Guerra Mundial.


Dorothy Mcguire


Jugo siete temporadas, siendo parte de la Serie Mundial en seis de ellas, logrando el campeonato en dos ocasiones, estuvo con cuatro equipos diferentes y siempre era alabada por su inteligencia a la hora de manejar las lanzadoras y porque tenía un instinto especial para el juego, muy inteligente en cuanto a la estrategia. Nació en Ohio en 1918 y jugó béisbol con sus vecinos, los cuales la mayoría eran niños.  A los 16 años jugaba softball organizado, y fue allí donde la descubrieron los creadores de la Liga de Mujeres.

En siete años en el béisbol Mcguire dejó promedio al bate de apenas .194, con 370 hits en casi dos mil apariciones al bate, con 185 impulsadas y tres jonrones. En 1945 Dorothy se casó con Tom Mcguire, quien luego fue a la guerra, en junio de ese año ella recibió una llamada de su madre diciéndole que su esposo había muerto en la guerra, ella mantuvo la noticia escondida y jugó como si nada hubiese pasado, hasta que luego reveló la noticia. Dos meses después ella recibió dos cartas de su esposo, donde se entera que el había sido herido, pero no muerto. Este suceso se incluye en la película.

La estatua de Mcguire


Murió en agosto de 1981, y una estatua de ella, con un enorme swing se exhibe en el Salón de la Fama. 


Escena de la película: A league of their own 

         
Otra gran jugadora de esta liga fue Doris Sams, outfielder y pitcher, quien lideró varios departamentos ofensivos, fue líder de jonrones y lanzó un juego perfecto y otro no hitter. Jugó por ocho años, fue dos veces “Jugadora del año” y cinco veces fue al “Juego de las Estrellas”, era un jugadora completa, que podía lanzar con control, velocidad y sacaba a las corredoras con tiros certeros desde los jardines, poseía un guante de oro como fildeadora y fuerza y habilidad para el bateo. En 1948 ganó 32 juegos y en cuatro ocasiones ganó mas de 20 juegos y tuvo tres temporadas seguidas por debajo de los 2 puntos de efectividad. 

Doris Sams


Connie Wisniewski fue otra destacada jugadora, pitcher derecha y outfielder, bateaba a la zurda. En 1946 completó todos los 40 juegos que abrió, tuvo 4 temporadas con mas de 20 victorias, y dos con mas de treinta, de hecho, ganó el 70% de juegos que lanzó. En 1948 fue líder de jonrones, segunda en impulsadas y tercera en promedio. En 1945 dejó efectividad de 0.81 ganando 32 y perdiendo 11, en 1946 ganó 33 y perdió 9, su efectividad fue de 0,96.



Pero los lugares privilegiados en la historia de Las Ligas Mayores de Béisbol Femenino corresponden en pitcheo a Helen Nicol y en bateo a Joanne Weaver.

Helen Nicol fue una lanzadora canadiense quien tiene el récord como la lanzadora mas ganadora de todos los tiempos. Lanzó para las Cometas de Kenosha y las Duraznos de Rockford. En su primer año ganó 31 juegos, lanzó para efectividad de 1.81, con 220 ponches y ocho blanqueos. Posee el récord para mas juegos lanzados con 313, victorias 163, innings lanzados 2382, ponches 1076, bateadores enfrentados 7537 y el récord de 13 victorias consecutivas.

En 1945 Helen se casó y jugó con el nombre de Helen Fox y ese año ganó 24 juegos de los 41 que ganó su equipo con 1,34 de efectividad y 220 ponches. En 1947 la Liga cambió sus reglas y estableció que las lanzadoras ya no pitcharían por debajo del brazo sino de lado, regla que afectó a las lanzadoras, incluyendo a Nicol, quien terminó con récord de 6-16, sin embargo en el receso de temporada Nicol realizó los ajustes y en 1948 ganó 17 juegos bajo las nuevas reglas. Nicol ganó en 1943 la Triple Corona.

Helen Nicol


Ahora bien, la bateadora legendaria de las Ligas Mayores era Joanne Weaver, hija de un antiguo lanzador de las menores y la menor de las hermanas Weaver. Ganó tres campeonatos de bateo seguidos: en 1952 con 344, en el 53 con 346 y en 1954, última campaña del béisbol femenino fue Champion Bat con 429, récord para el béisbol profesional del siglo XX. Posee el promedio más alto de por vida entre las féminas con 358. En 1954 estableció el récord de jonrones con 29 para una temporada, lideró también el departamento de impulsadas, ganando así la Triple Corona y fue la segunda 20-20 en la historia del béisbol de mujeres.

Joanne Weaver


Desde luego que hubo otras jugadoras descollantes Eleanor Callow, quien tiene el récord de más jonrones con 55 y triples con 60. Era una bateadora ambidiestra, que lanzaba a la derecha, nativa de Winnipeg, Canadá. Fue una jugadora excepcional, poderosa slugger, ganadora de tres Series Mundiales y cuatro veces al Juego de Estrellas. Ella era una rara mezcla de poder, velocidad, paciencia en el plato y guante de oro en el fildeo, podía robar, correr con inteligencia, tomar boletos y hacer malabares en los jardines.

Eleanor Callow


Como las jugadoras eran por lo general hermosas y jóvenes, muchas de ellas tuvieron que dejar de jugar para casarse o para estudiar, y en una semana 17 de las muchachas pararon los juegos para casarse y a 14 de ellas, sus maridos le prohibieron jugar, por eso en 1954 la Liga de Todas las Muchachas Americanas llegó a su final. Pero el experimento de Phill Wrigley ayudó a dar un impulso creciente al deporte femenino el cual comenzó a ser respetado y tratado de la misma forma que el deporte masculino, lo irónico es que ese impulsó lo dio un deporte del cual las mujeres han sido marginadas y en el cual solo doce federaciones nacionales hacen vida en el béisbol femenino.

Pero al igual que el béisbol de varones, en el béisbol femenino imperaba también la segregación racial y las jugadoras de color no le era permitido jugar en los equipos, por eso muchas de ellas buscaron oportunidades en las Ligas Negras, donde si consiguieron trabajo y jugaron en equipos de hombres.

Un caso de ello lo es Mamie Johnson, pitcher derecha quien jugó para los Payasos de Indianápolis. Ella dijo “Si yo hubiese jugado con las otras muchachas blancas, habría sido otra jugadora mas, pero ahora he hecho algo que ninguna otra mujer ha hecho”. En su primer juego, el primer bateador que enfrentó, le gritó “¿Qué te hace creer que puedes ponchar a alguien? ¿Por qué? ¡No eres mas que un maní!” ella no dijo nada, pero lo ponchó con tres pitcheos, y desde entonces “Maní” fue su sobrenombre.

Mammie Johson


Otra que también jugo en las Ligas Negras, fue Toni Stone, quien jugo el mismo año que Mamie Johnson, también con los Payasos de Indianápolis, y al año siguiente jugó para los Monarcas de Kansas City. Ella mas tarde dijo que el momento mas feliz de su vida fue cuando le conecto un hit a Satchel Paige. Pero lamentablemente el año 1954 fue el último de las Ligas Negras y ella tuvo que retirarse.

Toni Stone


Luego del cierre de la Liga Femenina muchas de esas jugadoras intentaron jugar en el deporte de hombres y varias consiguieron contratos en la Ligas Menores pero al poco tiempo Major League Baseball prohibió que mujeres jugaran béisbol organizado.

Pero eso no detuvo a las féminas y en 1969 Bernice Gera se convirtió en la primera umpire en las Ligas menores  y en 1974 se decidió que las niñas podían jugar en igualdad de condiciones con los niños de las Pequeñas Ligas, donde también han logrado importantes logros, como  el de Katie Brownell quien en 2005, lanzando para las sucursales infantiles de los Dodgers, lanzó un juego perfecto, ponchando a todos los bateadores y a ninguno le dio tres bolas.

Katie Brownell


Pam Postema fue quizás la umpire que más renombre ha tenido en la historia, ya que trabajo como árbitro en las Ligas Menores y en el Caribe, cantó juegos de Spring Training y el Juego de las Estrellas de la Liga Venezolana de 1989.

En el año 2000 se realizó el primer encuentro internacional entre naciones de béisbol femenino, cuando se enfrentaron las selecciones de Japón y los Estados Unidos y a raíz del éxito de esta serie, la cual llamaron “Serie Mundial del Béisbol Femenino”, al año siguiente se realizó el primer intento de un Campeonato Mundial del Béisbol Femenil, cuando en el Sky Dome de Toronto se realizó la Serie Mundial Femenina, evento al cual fueron invitados Canadá y Australia, junto a Japón y los Estados Unidos, éste último fue Campeón.  En 2002 la Serie se realizó en Estados Unidos y Australian lo hizo en 2003. La última Serie Mundial se realizó en 2004 en Estados Unidos y jugaron ocho equipos, con la adición de Corea del Sur, la India, Taiwan y Hong Kong

En el 2008, la knucklebolista de 16 años Eri Yoshida se convierte en la primera chica en jugar béisbol profesional en un equipo de hombres y en 2010 jugó en las menores de los Estados Unidos, mide 1,55 y su recta alcanza las 70 millas por hora, es admiradora de Tim Wakefield.

Eri Yoshida


Y finalmente, la primera Copa del Mundo de Béisbol Femenino  se celebró en Edmonton, Canadá en el verano de 2004 después de haber sido programada por la IBAF desde 2002. En esa oportunidad el Campeonato se jugó en Canadá y los Estados Unidos resultaron vencedores. En el 2006 Estados Unidos repitió en el torneo realizado en Taiwán. En 2008 Japón ganó el torneo realizado en su territorio.

En el 2010 Latinoamerica recibió el privilegio de organizar el torneo y fue Venezuela la nación seleccionada para ello, en un torneo que se disputó en Valencia y Maracay, Japón se coronó campeón, en el juego de semi-final entre Venezuela y Estados Unidos asistieron casi diez mil personas al Estadio José Pérez Colmenares, la asistencia más grande en este tipo de competición. También, ese Mundial fue televisado para toda Venezuela. 

Hoy día, en 2012, no se han visto grandes avances en cuanto a la definitiva aceptación de las mujeres dentro del mundo del béisbol. Las Ligas Mayores siguen manteniendo la prohibición de mujeres jugadoras dentro de sus organizaciones, aun se mantienen renuentes a aceptar a una mujer árbitro en las Grandes ligas y todos seguimos esperando a primera big leaguer mujer.

Y fuera del ámbito de los Estados Unidos es poco lo que se hace, solo unos pocos países han organizado el béisbol femenino (12 solamente) y se sigue vendiendo el softbol como una modalidad de béisbol para las mujeres.

Yo sueño con el día en que el béisbol vuelva a sus orígenes y que mujeres y hombres, en igualdad de condiciones, jueguen en el diamante. 


Nota: La siguiente entrada complementa la información anterior: Top 10: Mejores Jugadoras del Béisbol Femenino.


Hasta la próxima

Si el artículo te gustó, compártelo en facebook, dale tweet en twitter, recomiéndalo en Google+ y si te interesa recibir más publicaciones similares, suscríbete al blog. Yo  estaría eternamente agradecido. 

 Por Alex Ulacio

Publicidad

Ayúdanos a crecer!

Seguidores

Siguenos por email

Nuestro Facebook

Páginas vistas en total

About Me

Mi foto
Alex Ulacio
Venezolano con la rara combinacion de ser larense, pero Magallanero.. adicto al béisbol y la literatura, busco la manera de combinar ambos, pero sin que alguno de ellos pierda su esencia...
Ver todo mi perfil

Nuestros tweets