Google+ Badge

Pos. Liga Nacional

Con la tecnología de Blogger.

Siguenos

Bateo Americana

Bateo Nacional

Efectividad Americana

Efectividad Nacional

Jonrones Americana

Jonrones Nacional

Ponches Americana

Ponches Nacional

sábado, 16 de febrero de 2013

Camino al Clásico Mundial 22: Cuba



Sin duda alguna, Cuba es la capital del béisbol fuera de los Estados Unidos. Ningún otro país tiene tantos laureles como la mayor de las Antillas, en pocos la actividad beisbolera es tan intensa y son pocos los países que le han dado al béisbol la cantidad de figuras talentosas como la patria de José Martí.





Es la potencia número uno del béisbol federado, antes de 1959 su liga era la segunda mejor del mundo, ha dominado a sus anchas las Copas del Mundo de Béisbol, la Copa Intercontinental, los Panamericanos y en su momento la Serie del Caribe y en su primera actuación en el Clásico Mundial, llegó hasta la final. Luego de una decepcionante segunda incursión, Cuba buscará recuperar su trono en el béisbol.


Historia

La llegada del béisbol a Cuba, comienza en 1866, según la información  obtenida en el maravilloso libro de Juan Vene: “Cinco mil años de Béisbol”, una mañana de julio de 1866 fue cuando el adolescente Nemesio Guilló, dio el primer batazo del que se tiene noticia en suelo cubano. Nemesio, su hermano Ernesto y Teodoro de Zaldo, hijos de familias cubanas de clase media alta habían sido enviados a estudiar en los Estados Unidos. A su regreso trajeron todos los conocimientos necesarios para la práctica del béisbol.

Nemesio Guilló


En el libro de Eladio Secades: “Cuadernos de béisbol”, fuente citada en el libro de Vene, el joven Nemesio estaba ansioso por jugar pelota y buscó otros jóvenes de su vecindario para enseñarles los fundamentos básicos del juego. En 1868 el grupo de la “Sociedad Habana” funda el primer equipo de béisbol de Cuba: el Habana Baseball Club.
  

Años después, cuando el pueblo cubano se encontraba estremecido por el fusilamiento de los estudiantes, el 27 de noviembre de 1871, muchas familias ricas o de clase media, enviaron a sus hijos a estudiar a escuelas y universidades de los Estados Unidos. Muchos de ellos, incluyendo a Nemesio Guillo, José Dolores Amieva y sus dos hermanos, se entusiasmaron con el béisbol que se practicaba en ese país y cuando regresaron a Cuba, introdujeron la técnica y ayudaron a propagar el deporte. Ellos crearon un equipo en Matanzas y comenzaron a jugar en terrenos yermos, los que al no tener cercas, parecían potreros. Pronto se construyo en Pueblo Nuevo, Matanzas, el histórico estadio del Palmar del Junco, reconocido como el primero de su clase en la isla y donde se escribieron paginas de gloria en la pelota cubana.

Aquel estadio perteneció a los antepasados del doctor Martín del Junco, famoso abogado, Fiscal de la Audiencia de La Habana y lanzador amateur en sus días de estudiante. Se construyo una glorieta con techo y otra a la intemperie en lo que después se conoció como "gradas del sol". El primer partido en el Palmar del Junco, se celebro el domingo 27 de diciembre de 1874, entre el Matanzas y el Habana. Según una crónica aparecida cuatro días después (el 31 de diciembre), en el periódico "El Artista", que se editaba en la ciudad de La Habana, el equipo representativo de La Habana trituró al de Matanzas con anotación de 51-9, apoyados en el lanzamiento de Ricardo Mora y el bateo del receptor Esteban Bellán, del Mutual Club de Nueva York en las Grandes Ligas. Bellán, no solamente fue el pionero de todos los cubanos y latinoamericanos en jugar en las Ligas Mayores en 1871, sino que además se convirtió esa tarde en el primer cubano y latinoamericano en conectar 3 jonrones en un encuentro. Según la reseña firmada por un redactor deportivo que se hacia llamar "Henry", "una concurrencia numerosa presenció el acto (juego), que por la novedad llamo la atención", agregando que "gusto mucho también el sencillo y apropiado uniforme del Habana Club".

El desafió terminó a las 5 y 35 minutos de la tarde, hora donde la oscuridad no permitió continuar. El partido lo inició y lo terminó el lanzador Ricardo Mora, quien además se anotó un jonrón


Tres años después, en 1877; llego al puerto de Matanzas, un barco-escuela de Estados Unidos. Los tripulantes tenían un equipo de béisbol compuesto por diez jugadores, no nueve, porque entonces existía el "right-short" (jardinero en corto), parecido a como sucede en nuestro tiempo con el sofbol. Igualmente la nueva modalidad del bateador designado en la Liga Americana, presenta a 10 peloteros por equipo, aunque solamente nueve se encuentran a la vez en el terreno. Como consecuencia lógica por la visita de los marines, se concertó un encuentro en el Palmar del Junco, entre el Matanzas compuesto entre otros por los tres hermanos Amieva; Lamadrid y el abuelo de Sammy Colón, contra visitantes del buque-escuela, celebrándose de ese modo, el primer encuentro internacional en la historia del béisbol cubano y latinoamericano.

Palmar del Junco


Fue en esta era, donde los españoles quisieron imponerles a los cubanos el balompié, alegando que se trataba del "deporte de los reyes". Pero los cubanos repostaban diciendo que el "BEISBOL ERA EL REY DE LOS DEPORTES". Y es que los nativos llevaban ese deporte en la sangre. (fuente: www.juanperez.com/baseball/comienzos.htm)


El béisbol, símbolo de libertad en Cuba


En efecto, el béisbol, un deporte estadounidense, se apoderó rápidamente del amor de los cubanos, a tal punto que las autoridades españoles, que regían el orden de la isla en ese entonces, prohibieron el juego:

“Porque es una actividad delictiva, propia de los conspiradores contra la soberanía de la corona”

Jugar béisbol era un desafío directo a los colonizadores, quienes se excusaron en la burda excusa de que el béisbol era un juego violento debido al uso de palos, mientras que por el otro lado promovían las corridas de toros.  En 1869 se prohibió el béisbol y no fue sino hasta 1878 cuando la misma se revocó.

Durante el período de la prohibición los juegos eran clandestinos, en más de una ocasión los jugadores tenían que detener la acción y huir velozmente por la aparición de los representantes de la corona.  Pero eso no amilanó el amor que lentamente surgía por este deporte.


La primera Liga Invernal

El entusiasmo por el béisbol en Cuba ha sido desde siempre mas grande que en cualquier otra nación del continente. Por eso, apenas levantada la prohibición del béisbol en la isla en 1878, ese mismo año se inauguró lo que luego sería conocido como Liga Profesional de Béisbol Cubano, aunque al principio no era en realidad pelota profesional.

El 29 de diciembre de 1878 se llevó a cabo el primer juego de la misma, en horas de la tarde, en un campo conocido como “Tulipán” en el sector del Cerro, en la Habana, donde luego se construyó el Estadio del Cerro, hoy Estadio Latinoamericano. Aquel encuentro enfrento las escuadras del Habana y Almendares, con victoria de los Rojos de la Habana de 21 por 20.

Aquel torneo lo completo el equipo de Matanzas, por lo que la primera edición de la liga se jugó con solo tres equipos, donde cada equipo jugaría solo seis partidos. El campeón fue la Habana, que lo ganó invicto. El béisbol jugado se regía por las reglas “del béisbol organizado en los Estados Unidos” aunque se jugaba con diez hombres en el line up, con el antes mencionado “right-short”. Nemesio Guilló y Esteban Bellán estaban en el equipo de la Habana.

En 1879, en la edición 1879-1880 de la liga, se agregaron dos equipos: el “Progreso” y el “Colón”, este último trajó dos importados: el lanzador George McCullar y el receptor Urban Carpenter, el primero estableció record de ponches con 21 en un juego, y parecía un equipo invencible, hasta que los tres equipos originales protestaron, alegando que estaba prohibido la participación de extranjeros en la liga, entonces el presidente del Colón retiró a su equipo.

El campeonato de Cuba era algo irregular y muy inestable, aunque no por eso se rendían en su afán de crear un campeonato competitivo y que pudiera algún día funcionar como el béisbol de los Estados Unidos. Hubo muchos torneos inconclusos, muchos equipos se retiraban en medio de la competición, algunos campeonatos incluían un calendario de 6 juegos, otros de 40, luego menos de 10. En ese período, además del Matanzas, la Habana y Almendares surgieron muchos equipos, algunos de los cuales solo jugaron un campeonato. La historia recuerda los nombres del Fe, San Luis, San Francisco, Red Sox, White Sox, Progreso, Colón, Carmelitas, Cárdenas, Cuba, Santa Clara, Marianao, Cienfuegos, Alacranes, Havana Reds, etc.

Fueron el Habana, Almendares, Marianao, Matanzas y Cienfuegos, los equipos más significativos del béisbol cubano.

En 1886 los Phillies y los Atléticos, en ese entonces ambos de Philadelphia visitaron Cuba y realizaron juegos de exhibición. Desde ese entonces se hizo costumbre la visita de equipos estadounidenses a la isla, visitándolas grandes figuras como John McGraw y Ty Cobb.

Ty Cobb, una de las estrellas que visitó Cuba a inicios del siglo 20


Un momento trágico en la historia de Cuba, y por supuesto del béisbol cubano, ocurrió el 19 de mayo de 1895. Aquel día jugaban Habana y Almendares, de pronto en medio del juego comenzó una lluvia torrencial y tras 40 minutos de lluvia, los árbitros decidieron suspender el juego. Los aficionados, quienes consideraban que aun se podía jugar, realizaron disturbios y la situación se salió de control, al mismo tiempo, y esto no lo sabían los presentes en el parque, en Dos Ríos, resultaba herido de muerte el apóstol de la independencia cubana, José Martí. La muerte del gran poeta y los disturbios causaron que el gobernador civil decidiera la cancelación del campeonato y la prohibición del béisbol nuevamente en la isla. La misma terminó en el año 1899, cuando se reanudaron los campeonatos y los cubanos comenzaron a viajar a los Estados Unidos



La Tropical y la primera etapa de la Copa Mundo de Béisbol


Uno de los hechos más importantes de la historia del béisbol como deporte-espectáculo en Cuba, ocurrió en el año 1930 cuando el estadio La Tropical fue remodelado y adaptado para los juegos de béisbol.

La Tropical fue un estadio construido un año antes para la realización de juegos de fútbol, pero el auge del béisbol y la posibilidad de realizar juegos varias veces a la semana, llevaron a los dueños del estadio, una cervecería, a remodelar y transformar el estadio.


Estadio la Tropical


El estadio permitió el crecimiento indetenible del béisbol y en 1938 se realizó en Inglaterra la que en ese entonces se denominaba “Series Mundiales del Béisbol Aficionado”, la cual después se conocería como “Copa del Mundo de Béisbol”. Este hecho llamó la atención entre los cubanos, quienes pidieron ser sedes para la segunda edición de este campeonato. Jaime Mariné, antiguo director de deportes de Cuba y quien también fuera Presidente de la Federación Internacional de Béisbol, declaró:

“Nosotros tenemos cómo organizar esa competencia y, por nuestra ubicación geográfica, podemos garantizar mayor participación, para que en verdad sea una Serie Mundial del Béisbol Aficionado”

La primera etapa de la Serie Mundial del Béisbol se organizó en cinco ocasiones consecutivas entre 1939 y 1943 en Cuba, todas ellas ganadas por Cuba, a excepción de la de 1941. La última Serie Mundial Aficionada de la primera etapa realizada en Cuba se realizó en 1952.

En 1946 se construyó en el Estadio del Cerro, conocido hoy como “Estadio Latinoamericano”. Roberto Bobby Maduro, uno de los socios que invirtieron en la construcción del estadio dijo el día de su inauguración:

“Este es un estadio digno del mejor béisbol del mundo. Creo que es el paso definitivo para que Cuba entre a formar parte de una Liga de Estados Unidos, sin excluir las mayores”

Ese mismo año el campeón de Cuba participó en la Serie Interamericana de Béisbol, idea del venezolano Jesús Corao, la serie se prolongó por un mes, con sede en Caracas, el representante de Cuba era el All Cubans, por México los Sultanes de Monterrey, por Estados Unidos los Bushwicks y por Venezuela, el Cervecería Caracas. El 22 de octubre ese año y durante esa competición, el All Cubans se enfrentó al Bushwicks en lo que fue el primer juego nocturno en Venezuela.

Estadio Latinoamericano


En 1948 Cuba forma parte de los países fundadores de lo que hoy es la Confederación de Béisbol del Caribe, junto a Panamá, Puerto Rico y Venezuela. A finales de ese año, en una convención en Miami, los venezolanos Oscar “Negro” Prieto y Pablo Morales proponen la celebración de un campeonato entre los equipos campeones de las ligas profesionales de cada país. Así quedó fundada la “Serie del Caribe”, cuya primera edición fue en 1949 en La Habana y fue ganada por el Almendares entre el 20 y 25 de febrero. En la primera etapa de la Serie del Caribe, Cuba ganó 7 de doce competiciones, Puerto Rico ganó cuatro y Panamá una.


El fin del Béisbol Profesional


La década de los 50 en el béisbol profesional cubano vivo una época de esplendor. La calidad de los jugadores que participaban en la misma era la mejor del mundo, solo superada por las Grandes Ligas.

Al mismo tiempo, en 1954 Bobby Maduro, uno de los que invirtió en la construcción del Estadio Latinoamericano había comprado una franquicia del béisbol en Estados Unidos, clase AAA, llamado los Sugar Kings, con sede en la Habana y que caló profundamente en el público cubano con el slogan: “un paso mas y llegamos”, ya que su meta final era tener una franquicia de las Grandes Ligas con sede en la Habana.

Un Cartel con el lema de los Sugar Kings


Entre las figuras que formaron parte de ese equipo estaban los cubanos Octavio “Cookie” Rojas, Leonardo Cárdenas, Orlando Peña, Migue Cuéllar, Rogelio Alvarez, Conrado Marrero, Roberto Ortiz, Carlos “Patato” Pascual, también el boricua Luis “Tite” Arroyo, el panameño Pat Scantlebury y los venezolanos  Pompeyo Davalillo, Elio Chacón, Emilio Cueche, Luis “Camaleón” García y Carrao Bracho.

El equipo tuvo buenos resultados en lo deportivo, mas no el económico, ya que eran mas los egresos que los ingresos. Pero en 1959 llegaron hasta la Serie Mundial de AAA y se coronaron campeones, la final fue en el Estadio El Cerro ante 35 mil personas, entre las que destacaban Camilo Cienfuegos, Ernesto “Che” Guevara y Fidel Castro.



En 1960 se jugó la última edición de la Liga Cubana de Béisbol Profesional, ya que el gobierno de Fidel Castro prohibió el deporte oficial en la Isla. Una vez aislados del béisbol”organizado”, a Cuba no le quedo mas que convertirse en potencia del béisbol aficionado y organizo su campeonato con formato amateur, el cual se sigue jugando al día de hoy, con el nombre de “Serie Nacional”.


Serie Nacional del Béisbol Cubano


La serie Nacional de Cuba es un torneo con el formato de liga que se realiza en Cuba desde 1960 con el fin de sustituir la Liga de Béisbol Profesional la cual desaparecería al año siguiente.



La primera edición de la misma se llevó a cabo en 1962. Para elegir los equipos participantes se realizaron dos torneos regionales de los cuales clasificaron para la serie los campeones, Habana y Azucareros, mientras que con los peloteros de los equipos perdedores se integraron Occidente y Oriente. La serie dio comienzo el 14 de enero de 1962, el Campeón Nacional resultó el equipo Occidente, Oriente (2do lugar), Azucareros (3er lugar) y Habana (4to lugar), se jugó en un sistema de todos contra todos al mejor de 27 partidos.

Desde entonces la Serie Nacional de Béisbol ha cambiado de estructura, cantidad de participantes y cantidad de juegos. Durante algo más de 20 años se jugó por el sistema de todos contra todos hasta que a mediados de la década de 1980 se instauraron las series de postemporada (Play Off) para decidir el Campeón Nacional. Hasta 1977, fecha en que se comenzó a jugar a partir de la nueva división política administrativa, se jugó con bate de madera, implemento que fue sustituido por el aluminio por espacio de 22 años, al mismo tiempo que se instauraba el bateador designado en sustitución del pitcher que hasta ese momento formaba parte de la alineación. A mediados de la década de 1980 se establece el nocaut beisbolero, que continúa vigente.

Desde la temporada 1992-93, el campeonato cuenta con 16 equipos, cada equipo representa a una provincia, según la división político administrativa de Cuba, excepto en el caso de ciudad de La Habana; la capital del país que está representada por 2 equipos, (Industriales y Metropolitanos). Cada equipo está compuesto por los jugadores nativos de la provincia que representan. En la temporada 2011-2012 se eliminó el equipo La Habana producto de la nueva división administrativa de esa provincia y se incluyeron las nuevos equipos Mayabeque y Artemisa, con lo que participaron por única vez 17 equipos. En la temporada 2012-13 se eliminó al equipo de Metropolitanos regresando al formato de 16 equipos, además se eliminó la división por zonas y se establecieron dos fases en la temporada: en la primera cada equipo juega 3 partidos contra cada uno de los demás (45 juegos en total), luego los 8 primeros clasifican a la segunda fase (con 5 refuerzos de los equipos no clasificados) donde celebran 6 juegos contra cada rival (42 juegos en total), los resultados de la primera fase se arrastran a la segunda. Los primeros 4 equipos clasifican a las semifinales dónde juegan 1ro vs 4to y 2do vs 3ro en series de 7 partidos a ganar 4, los triunfadores se enfrentan en otra serie de 7 partidos a ganar 4.


Equipos históricos


Estos son algunos de los equipos que han hecho historia en la pelota cubana. En la Liga Profesional:

Leones del Habana
“La leña roja tarda, pero llega”

Uno de los primeros equipos del béisbol cubano. Fue fundado por uno de los introductores del deporte en la isla, Nemesio Guilló y contó en sus filas con el primer latinoamericano en Grandes Ligas, Esteban Bellán. Participó en 74 campeonatos cubanos, mas que cualquier otro equipo, y logró conquistar 31 títulos, un récord en el béisbol profesional que solo los Gigantes de Yomiuri de Japón han igualado. Además, en otras  22 ocasiones llegaron de segundo, 16 en tercero y 6 en cuarto. En 2,891 juegos triunfaron en 1,553 y perdieron 1,338, para un promedio de .537. En 1952 ganaron la Serie del Caribe.

La gorra del Habana


Por la agresividad y fiereza que, siempre desplegaron sus jugadores, fue bautizado por sus fanáticos con el nombre de los "Leones", y desde su inicio adoptaron el color rojo como emblema

Alacranes del Almendares
“¡El que le gane el Almendares, se muere!”

Junto con los Leones del Habana, fueron conocidos como “Eternos Rivales”. El club Almendares uno de los pioneros del béisbol profesional cubano, ya que fue fundado en el año 1878, por iniciativa de los hermanos Carlos y Teodoro Zaido, quienes también figuraron como jugadores del equipo. El Almendares tomó parte en 71 campeonatos, terminando 25 veces en primer lugar, 24 en segundo, 14 en tercero y 8 en cuarto. Participaron en 2,826 encuentros, con 1,522 victorias y 1,304 derrotas, para un promedio de .539.



Desde su inicio, fue bautizado con el simbólico nombre de los "Alacranes" y adoptaron como emblema el color azul. El momento glorioso del conjunto ocurrió en 1946-47 Se encontraban a juego y medio de los Leones, con solo tres desafíos por efectuar, siendo todos precisamente frente a los eternos rivales. Max Lanier y Agapito Mayor barrieron en los tres partidos a los Rojos y a los Azules ganaron un campeonato increíble. La jugada crucial aconteció, cuando Miguel Angel González, buscando más poder al bate, colocó a Carlos Blanco en el jardín derecho y este perdió un fácil batazo, hacia su territorio, cambiando la decoración del segundo encuentro. En 1949 ganaron la primera Serie del Caribe.

Los primeros campeones de la Serie del Caribe en 1949



Los Elefantes de Cienfuegos
El paso del elefante es lento, pero aplastante”

La historia deportiva del club Cienfuegos, aunque no tan antigua y brillante como la del Habana y el Almendares, tiene sin embargo, aspectos interesantes, en el recuerdo de los aficionados, sobre todo por haber ganado los dos últimos torneos celebrados en Cuba.


Elefantes de Cienfuegos


Se incorporó a la Liga de Béisbol Profesional Cubana en el campeonato de 1926-27, figurando como la exclusiva representación del interior de la República en aquella justa. En total el Cienfuegos participó en 1,525 juegos de la Liga Cubana, con record de 732 victorias y 793 derrotas para un average de .480. Finalizaron 5 veces en primer lugar, 6 en segundo (incluyendo un empate), 7 en tercero y 8 en cuarto.


Tigres de Marianao


El club Marianao ingresó en la Liga Cubana en el campeonato de 1922-23, bajo la dirección de Baldomero "Merito" Acosta, triunfando en esa justa frente al Habana, Almendares y Santa Clara. Ganaron su segunda competencia en 1936-37, dirigidos por el inmortal Martín Dihigo, quien constituyo la máxima figura del equipo. El Marianao participó en 27 campeonatos de la Liga Cubana, finalizando 4 veces en primer lugar, 6 en segundo, 7 en tercero y 10 en cuarto. Participaron en 1,590 partidos con marca de 729-861, para un promedio de .458.



Equipos más ganadores de la Serie Nacional Cubana:


Industriales de la Habana
“Los Leones Azules”


Industriales es el equipo insignia del béisbol cubano y representa a la provincia de La Habana, la capital cubana. Se les conoce como Los azules o Los leones de la capital. Es el elenco más antiguo de los que participan en las Serie Nacional de Béisbol y el que más admiradores y detractores tiene en el país. Considerado por muchos especialistas y parte de la afición como el equipo insignia del béisbol en Cuba. Muchos lo consideran los herederos del Almendares por el color azul, su nombre se debe a la actividad industrial de la capital cubana, y su creación fue idea del Che Guevara. Han ganado 12 campeonatos en la Liga Cubana.



Santiago de Cuba
“Las Avispas”
Son el eterno rival de los Industriales y el segundo conjunto mas ganador con 8 campeonatos.



Pinar del Río
“Los Pativerdes”

Representados originalmente por el equipo Vegueros. Desde la 92-93, juegan con el nombre de Pinar del Rio. Como Vegueros ganaron 6 títulos y desde que juegan con el nombre “Pinar del Río” han ganado 3.




Villa Clara
“Los Naranjas”

Las "Naranjas" han obtenido 4 campeonatos y han participado en 21 postemporadas pero lleva sin conseguir un título 16 años.



Jugadores emblemáticos

Para información sobre los jugadores emblemáticos de Cuba, visite esta entrada.

La Selección de Cuba

Con la eliminación del béisbol profesional en Cuba, la mayor de las Antillas no sufrió lo que el resto de las naciones latinoamericanas sufrieron: Cuba podía contar con sus jugadores de mayor nivel en las competiciones internacionales. Gracias a eso Cuba puede exhibir el más nutrido de los palmareses en el béisbol federado.

Se necesitaría escribir un libro entero para hacer el recuento detallado de todos los logros de la selección de Cuba, pero he aquí un resumen: de los 29 campeonatos mundiales en los que Cuba jugó (recordemos que la Copa del Mundo quedó descontinuada), ganó 25, mas que ninguna otra selección, ha ganado 12 de los 15 Juegos Panamericanos disputados y 3 medallas de oro en 5 Olimpiadas. Desde la Serie Mundial Aficionado de 1952 hasta las Olimpiadas de 2008, sin incluir los Panamericanos de 1959, Cuba logró ser Campeón o subcampeón de 40 eventos de forma consecutiva, racha que se cortó en 2009 cuando quedaron sextos en el Clásico Mundial.

Recuerdo con claridad aun que en la primera edición del Clásico Mundial 2006, hubo una polémica debida a la posible no participación de Cuba en el Clásico, debido a las restricciones económicas, el llamado “bloqueo” del gobierno de los Estados Unidos hacia el gobierno castro-comunista de la isla, el cual se resolvió cuando Fidel Castro decidió que el dinero que ganaría su selección sería donado a las víctimas del huracán Katrina.

En 2006 la Selección Cuba silenció a aquellos que la subestimaban


El Clásico del 2006 fue la primera ocasión que los peloteros cubanos se enfrentaban contra el resto de sus hermanos latinoamericanos (con equipos llenos de grandes ligas) en una competición internacional y había curiosidad por saber que tan buenos eran los cubanos. Algunos extremistas, llenos de prejuicios políticos, decían que Cuba no ganaría ningún juego, que eran meros aficionados y que fácilmente serían arrollados por los demás equipos.

En ese torneo Cuba quedó en el grupo C, junto con Holanda, Panamá y Puerto Rico. Cuba debutó con éxito su andar por el torneo con una victoria de 8 por 6 sobre Panamá, luego aseguró su pase a segunda ronda con victoria sobre Holanda de 11 por 2, y entonces llegó la hora de la verdad: Cuba contra una potencia latina  de Grandes Ligas: Puerto Rico. Los boricuas arrollaron a los cubanos 12 carreras por 2, dándole parcialmente la razón a los que pensaban que el nivel del béisbol cubano era inferior.

En segunda ronda, Cuba enfrentó a Puerto Rico, Dominicana y Venezuela. En el primer juego Cuba de la mano de Yadel Martí dominó una Venezuela llena de grandes ligas con marcador de 7 por 2. En el segundo encuentro cayeron ante Dominicana 7 por 3. La jornada final de aquel grupo encontró a los cuatro equipos con récord de 1-1, Cuba enfrentaba a Puerto Rico, equipo que lo había apaleado con anterioridad, pero esta vez los cubanos vencieron a los boricuas 4 carreras por 3. En semifinales Cuba se enfrentaba ante República Dominicana, equipo que lo venció en la ronda anterior, Cuba hizo con ellos lo mismo que con los boricuas, le devolvieron el favor ganándoles 3 por 1. Y finalmente Cuba perdió la final del torneo ante Japón 10 carreras por 6, aquel enfrentamiento llegó a la novena entrada con marcador de 6 por 5 a favor de los nipones, quienes fabricaron cuatro más, para sentenciar el juego.

El Clásico 2009 fue decepcionante para los cubanos


En 2009 la actuación de Cuba ha sido calificada por la gente de la isla, como desastre, sin embargo Cuba actuó bien en la primera ronda antes de encontrarse con los asiáticos. Los antillanos quedaron en el grupo B, de México (sede), Sudáfrica y Australia. Cuba termino la primera fase invicta: venció a Sudáfrica en el primer juego 8 por 1, a Australia en el segundo 5 por 4 y a México en el tercero 16 por 4, una paliza. En la segunda ronda, la historia fue otra: Cuba abrió siendo blanqueada por Japón 6 carreras por 0 y tuvo que jugarse la vida ante México, equipo al que despachó 7 por 4, enfrentándose de nuevo con Japón por la supervivencia y despidiéndose del evento con otro blanqueo, esta vez de 5 por 0.

Para esta edición Cuba viene dispuesta a recuperar el trono del béisbol mundial (ya que no hay ahora Copa del Mundo), y su andar comenzará en Japón, en el grupo A, junto a Japón, China y Brasil. No tengo duda que Cuba clasificará a segunda ronda.

Hasta la próxima

Si el artículo te gustó, compártelo en facebook, dale tweet en twitter, recomiéndalo en Google+ y si te interesa recibir más publicaciones similares, suscríbete al blog. Yo  estaría eternamente agradecido. 

 Por Alex Ulacio

0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Google+ Followers

Pos. Liga Americana

Seguidores

Siguenos por email

Nuestro Facebook

Páginas vistas en total

About Me

Mi foto
Alex Ulacio
Venezolano con la rara combinacion de ser larense, pero Magallanero.. adicto al béisbol y la literatura, busco la manera de combinar ambos, pero sin que alguno de ellos pierda su esencia...
Ver todo mi perfil

Nuestros tweets