Google+ Badge

Pos. Liga Nacional

Con la tecnología de Blogger.

Siguenos

Bateo Americana

Bateo Nacional

Efectividad Americana

Efectividad Nacional

Jonrones Americana

Jonrones Nacional

Ponches Americana

Ponches Nacional

jueves, 14 de febrero de 2013

Leyendas y figuras del béisbol en Holanda


Han Urbanus sostiene el trofeo de Campeón de Europa de 1956
A la fecha 7 holandeses (nativos de la metrópoli) han llegado a Grandes ligas, otros nativos de Curazao (colonia holandesa) también han destacado en la Gran Carpa y otros han destacado en su béisbol local, conozcamos algunos de ellos:






Bert Blyleven

En 1979 llega el primer holandés a las Grandes Ligas. ¿Su nombre? Bert Blyleven. Nacido en Holanda en 1951, con el nombre de Rik Albert Blijleven. A los dos 2 años se muda con su familia a Estados Unidos, donde creció viendo a los Dodgers de los Angeles y admirando al gran Sandy Koufax. Se inicio en la práctica del béisbol, bajo la tutela de su padre. Blyleven explica: “Mi padre construyó una lomita en el patio de atrás y yo iba allá y lanzaba hasta que quisiera, así desarrollé mi curva”.

Blyleven jugaba béisbol en la preparatoria y también corría en el cross country, porque aquella actividad fortalecía sus piernas y le brindaba durabilidad. Fue drafteado por los Twins de Minnesota en 1969 y luego de solo 21 aperturas en las menores, debuto en la gran carpa en 1970. Su gran curva deslumbró el mundo del béisbol, ese año ganó 10 juegos y en 1973 logró 9 blanqueos, cifra tope en la Liga Americana.

Bert Blyleven


Sin embargo Blyleven fue cambiado a los Rangers en 1976, debido a problemas con la gerencia y los fanáticos. En su primera campaña con Texas tuvo 2.76 de efectividad y al año siguiente lanzó un no hitter. Ese mismo año 1977 Blyleven fue nuevamente centro de la polémica cuando le hizo la señal del dedo frente a las cámaras en un juego televisado. Los Rangers lo mandaron a los Piratas, donde tuvo buenas actuaciones y fue parte del equipo campeón de 1979.

Problemas de nuevo con la gerencia hizo que los Piratas lo cambiaran a los Indios en 1980. Tuvo dos difíciles campañas en 1982 y 1983, pero regreso en 1984 a tener una de las mejores campañas: 19-7 fue su récord, con 2.87 de efectividad, pero se lesiono un pie, mientras hacía una de sus clásicas bromas en el bullpen.

Blyleven nuevamente fue centro de la polémica, cuando declaró que no se sentía a gusto jugando para un equipo sotanero, y entonces los Indios lo mandaron en 1985 de regreso a los Twins, equipo con el que ganó su segunda Serie Mundial en 1987 y alcanzando la cifra de 3000 ponches. En 1989 fue a los Angels, donde agobiado por lesiones, dio fin a su carrera en 1992, dejando marca de 287-250 con 3701 ponches.

En 2011, en su penúltimo año de elegibilidad, Blyleven llegó al Salón de la Fama. De él dijo Brooks Robinson: “Su curva era magnífica… suficiente para hacerte doblar las rodillas”.


Win Remmerswaal


El segundo holandés en Grandes Ligas fue el nativo de La Haya, Win Remmerswaal. A diferencia de Blyleven, Remmerswaal si creció en Holanda, siendo un holandés 100%, el primer europeo en jugar Grandes Ligas sin tener la ciudadanía estadounidense. Nacido en 1954, desde muy niño vio y practicó el béisbol, ya que muy cerca de la casa de su familia, se encontraba un parque de pelota.

Siendo joven, debutó en la Liga de Béisbol de Holanda, con el equipo de las Cigüeñas de la Haya y a los 18 años de edad debuto con la selección de su país. Dos años después, los Medias Rojas de Boston lo firmaron para la Gran Carpa, algo que solo se podía imaginar en sueños de los europeos.

Win Remmerswaal


Debuto en 1979 y se retiró de la Gran Carpa en 1980. Remmerswaal es recordado porque en una ocasión que los Medias Rojas se enfrentaban contra los Yankees en Nueva York, decidio tomar un taxi hasta el estadio y en el camino se durmió, sin darle tiempo al conductor de decirle que iba a Yankees Stadium y no a Shea Stadium, donde el conductor lo dejó, donde no solo no estaban jugando los Medias Rojas, sino que ni siquiera se estaba jugando béisbol, sino fútbol americano. Remmerswaal no se dio cuenta de su error hasta que estuvo en los vestidores.

La mejor herramienta de Remmerswaal como lanzador era su recta, luego de 22 juegos en las mayores, donde actuó decentemente, se lesiono el brazo y perdia fuerza en su recta, y nadie lo contrató, entonces se fue a Italia, donde lanzó 5 años para el Parma. En Italia se casó y fue coach. Luego regresó a Holanda, donde muerieron su esposa y sus tres hijos, sobreviviendo solo su hija hembra. Remmerswaal se volvió adicto al alcohol y terminó en las calles, en 1997 contrajo pulmonía y pleuresía, le dio coma y los doctores lo desahuciaron, pero  tras tres semanas despertó. Actualmente vive postrado en una silla de ruedas, sin poder hablar, comunicándose por señas, apenas puede alimentarse y no ve béisbol holandés porque piensa (así comunica su padre) que el mejor béisbol del mundo está en Estados Unidos.


Robert Eenhoorn

Manager de la selección holandesa Campeona del Mundo en 2011 y condecorado por ello con la orden Reina Beatriz. En 1994 se convirtió en el tercer holandés en Grandes Ligas, donde fue utility de infield con los Yankees de Nueva York y Angeles de California.

Como todo niño holandés, Eenhoorn también jugó fútbol, pero su inclinación  fue definitivamente fue el béisbol, donde llevó lo aprendido en el fútbol, especialmente en el trabajo con los pies. El padre de Eenhoorn fue uno de los muchos niños que en tiempos de guerra jugaban béisbol en desafío a las autoridades nazis invasoras.

Robert Eenhoorn


Entre 1984 y 1989 jugó con el Neptunus y los Haarlem Nicols de la Liga Holandesa. Jugo con la selección de su país, ganando la Euro de 1987 y participando en los Olímpicos de 1988, cuando el béisbol era deporte de exhibición.

Eenhoorn era uno de los mejores prospectos en el shortstop de los Yankees de nueva York, a principios de los noventa pero tuvo que ser movido a segunda debido a la llegada de Jeter (el mejor shortstop en la historia desde Honus Wagner). Luego de una breve estancia con los Yankees, en 1996 fue puesto en waivers, donde lo tomaron los Angels, donde también tuvo una breve participación.

En 1999 regresó a Holanda, donde  fue manager-jugador del equipo Neptunus, al cual dirigió hasta ganar 3 campeonatos seguidos, fue MVP de la Liga y Manager del año en el 2000. También jugo en los Olímpicos de Sydney 2000 y tomo luego de su retiro las riendas de la selección nacional.

Eenhorn como manager de la selección de Holanda


Como manager de la selección nacional, Eenhorn ha ganado cuatro campeonatos de Europa y un Campeonato Mundial, además de ser parte de la realeza holandesa. En la actualidad Eenhorn lucha por llevar juegos de temporada regular de las Grandes Ligas a Holanda y conseguir que MLB invierta en el béisbol neerlandés. ¡Suerte muchacho! El mundo necesita mas gente como tú.


Los Urbanus: Han, Charles y Charles Jr.


Los hermanos Han y Charles Urbanus formaron parte de la primera gran generación de beisbolistas holandeses. El primero Han, llego a las mayores de Holanda a los 15 años y en un periodo de 8 años estableció un récord asombroso en cualquier liga: ¡Lanzó 150 juegos completos seguidos!

En 1952, a los 25 años, fue a Estados Unidos, al spring training de los Gigantes de Nueva York, donde mostró su poderosísima recta y una curva de su propia invención. Fue llamado a Grandes Ligas, pero decidió quedarse en Holanda, porque quería ayudar al desarrollo del béisbol en ese país. En su país ganó 5 premios al Lanzador del año y tres premios MVP. Lidero a Holanda en el campeonato Europeo conseguido en 1956.

Han Urbanus tenía el potencial para destacar en Estados Unidos.


Han Urbanus también era un gran bateador, fue campeón bate en 1959 con .349 de promedio. Lanzo 5 no hit no runs en la Liga Holandesa, uno en el 53, dos en el 54, uno en 55, 56 y el último en 1961. Posee el récord de mas blanqueos en una temporada: 7 en 1955, el mismo año que establecio récord de ponches en una campaña: 213, notable considerando que es una liga donde solo se juega los fines de semana. 

Su hermano Charles por su parte, era un gran jugador también, pero toda la atención del país (los amantes del béisbol en Holanda) iba a su hermano Han. Charles también jugó con la selección de su país, por un periodo de 12 años y ayudó al equipo del OVVO a ganar seis campeonatos locales. Luego de su retiro fue manager de la selección de Holanda por 19 años y en la Liga fue el primero en ser nombrado Manager del Año, en 1969.

Charles Urbanus


Charles Urbanus Jr, no es hijo de Charles Urbanus, sino su sobrino, es hijo del gran Han Urbanus. Como su padre, fue estelar en el pitcheo y en el bateo, además de jugar más de un centenar de partidos con la selección de su país. Debuto en la liga en 1971 con el OVVO, con solo 16 años pero con el aval de ser el príncipe del béisbol neerlandés. Su primera campaña no pudo ser mejor: 136 ponches, gano el MVP y el Pitcher del Año.

En 1975 fue líder en ponches y Pitcher del Año y en 1978, durante el mundial de béisbol, fue el shortstop de Holanda, bateando .308, una actuación estelar. En 1979, en la liga de su país, fue líder en hits y en average, con .430. En 1980 tuvo su última gran campaña como lanzador: récord de 12-2 con 1.58 de efectividad, ganando el Pitcher del Año, pero al final de la campaña, debido a una lesión  en el brazo, decidió dedicarse 100% al shortstop.

Charles Urbanus Jr.


En 1981 fue campeón bate con .445 y mas tarde en la Eurocopa bateó .522, fue Campeón bate. En el mundial de béisbol de 1982 bateó dos jonrones en un juego, como parte de una jornada perfecta de 6-6. En 1983 fue seleccionado “Segunda Base” del todos estrellas de la Copa Intercontinental.  En 1985 fue héroe en la Eurocopa. En 1986 fue MVP en Holanda y se retiro de la selección en el Mundial de Béisbol de ese año.


Terminó su carrera en la Liga Holandesa con 659 hits,65 jonrones en 465 juegos con un average de .379 y como lanzador dejo marca de 76-36 con 878 ponches. Luego del final de su carrera fue manager, siendo manager del año con el Neptunus en 1991, fue coach de Holanda en los Olímpicos del 2000 y desde 1997 esta en el Salón de la Fama del Béisbol Holandés.


Marcel Joost


Marcel Joost es quizás el mejor bateador en la historia de la Liga Holandesa. Posee varios récords ofensivos en el circuito. Debutó en 1979 a los 19 años con los Nicols de Haarlem, bateando .343, logró su average mas bajo en 1980 cuando bateó .248 y el resto de su carrera los pasó alrededor de los .400. Rápidamente se ganó un puesto en la selección nacional de su país.

Marcel Joost


En 1982 Joost tuvo una de las mejores campañas de pelotero alguno en cualquier circuito, en solo 36 juegos bateó 43 jonrones con 50 impulsadas y .432 de average, por supuesto fue el MVP. Joost ayudó a los Nicols de Haarlem a obtener cuatro campeonatos seguidos, al mismo tiempo que jugaba en las Copa del Mundo y Campeonatos Europeos.


En 1990 Joost bajó por primera vez de la barrera de los .390, bateando .326 y al año siguiente .375, y en 1943 pasó al equipo del Coredon, con quienes se retiró en el año 2001, acumulando 688 anotadas, con 691 impulsadas en 734 juegos, con 187 dobles y 137 jonrones, retirándose como líder de todos los tiempos en la liga en juegos, carreras, impulsadas, hits y jonrones.


En total Joost jugó seis Copas Europeas, seis Campeonatos Mundiales y dos copas intercontinentales, en total 163 juegos con la selección de su país.



Herman Beidschat


Herman Beidschat es uno de los más grandes lanzadores en la historia del béisbol holandés, quien jugó en varios equipos e incluso fue al Spring Training de los Piratas de Pittsburgh.

Ganó el “Pitcher de Año” en 1959 y fue líder de ponches en 1960 con 120, también ganando el pitcher del año, y fue el Mejor Pitcher de la Eurocopa 1960. En 1961 lideró la liga con 171 ponches y lanzó un no hitter, además empató el récord de Han Urbanus de 7 blanqueos en una campaña.

Herman Beidschat


En 1962 fue nuevamente Pitcher del Año y lanzó otro No Hitter y en 1963 ganó su quinto premio “Pitcher del Año” de manera consecutiva, en 1964 ganaría su sexto premio, al final terminaría ganando 8 premios al Pitcher del Año, un récord que no ha sido igualado.  Ese mismo año, en la Euro, lanzó un juego perfecto contra España.

Su seguidilla de premios al Pitcher del Año se detuvo en 1965, pero volvería a ganar el premio en 1966. En 1967 dejo record perfecto de 6-0. En 1968, y por primera vez en su carrera no lideró ningún departamento de pitcheo. En 1970, con solo 30 años, dejó marca de 9-0 y ganó su noveno Pitcher del Año, al año siguiente ganaría su décimo y último premio, tras dejar récord de 8-0. Beidschat es tercero en victorias de todos los tiempos en Holanda, con 139.


Jugadores de Curazao

Curazao es un territorio beisbolero y es un territorio autónomo de los Países Bajos y sus jugadores poseen la nacionalidad holandesa, pudiendo representar a Holanda, en eventos internacionales, algunos de sus jugadores mas destacados son:


Hamilton Richardson

Leyenda del béisbol de Holanda, pero como muchos grandes del béisbol en aquella nación, su país de origen es Curazao. En 1957 Richardson asistió a los entrenamientos de los Medias Blancas de Chicago, pero falló en hacer el equipo, por lo que tuvo que irse a Holanda, donde se convertiría en ícono.

Hamilton Richardson, a la izquierda


En la liga Holandesa ganaría seis premios Mas Valioso, todos ellos con el equipo Sparta, para quienes jugó por 22 temporadas. Richardson ganó siete títulos de bateo, cinco de ellos con average por encima de los .400, ganó la Triple Corona de Bateo en 1963.


Andrew Jones


El joven maravilla que deslumbro el mundo del béisbol en la Serie Mundial de 1996 cuando se convirtió en el jugador mas joven en la historia en jugar en dicha competición, además de ser el más joven en jonronear en la misma. Con esa etiqueta de fenómeno vino a Venezuela ese mismo año con los Tiburones de la Guaira y bateó de 36-11 en 12 juegos.



Actualmente Jones se encuentra en Japón con las Aguilas de Rakuten. En su carrera en las Grandes  Ligas, Jones formo parte del gran equipo de Atlanta de los 90 y su especialidad era la defensiva, ganando10 guantes de oro de manera consecutiva desde 1998 hasta 2007, también fue a 5 juegos de Estrellas, un bate de plata y un liderato de jonrones. En su carrera bateó 434 jonrones.


Hensley Muelens


Poseedor también de la nacionalidad dominicana, actual coach de bateo de los campeones mundiales, Gigantes de San Francisco y el último manager de los Bravos de Margarita, jugó en Estados Unidos, Japón, Corea y fue el primero en jugar en las cuatro ligas grandes del caribe y el primer curazoleño en Grandes Ligas. Apodado Bambán por su fuerza al bate, habla cinco idiomas: español, inglés, holandés, japonés y papiamento.

Hensley Meulens


Entre 1989 y 1993 Muelens formó parte de los Yankees, donde tuvo una actuación muy limitada. En 1994 y debido a la poca acción que veía en Grandes Ligas, se fue a Japón donde jugó con los Marines y los Swallows. También jugó en Corea. Regreso al Big Show en 1998 con Expos, luego Diamondbacks y se retiró en el 2000.

En la 97-98 Meulens jugaría en Venezuela, con el Pastora de los Llanos, bateando apenas para .207. En la 99-00 volvió a Venezuela, jugando postemporada para el Magallanes.


Randall Simon


Gratamente recordado por la afición venezolana. Entre 1997 y 2006 Simon jugó con los Bravos de Atlanta, Tigres de Detroit, Piratas de Pittsburgh, Cachorros de Chicago, Rays de Tampa Bay, Rangers de Texas y Phillies de Philadelphia, también jugo en Japón con el Orix y en México con los Rojos de Veracruz y Potros de Tijuana.

Randall Simon


En Venezuela tuvo ocho campañas, con destacada actuación. Su estadía mas recordada quizás sea con los Caribes de Oriente, quienes lo trajeron en la 95-96, bateó 269 en ocho juegos. Al año siguiente vino con los Tiburones de la Guaira bateando .252 en 26 juegos.

No fue sino hasta la 2001-2002 que Simon mostró a la afición venezolana su talento. Ese año vino con los Caribes de Oriente, con los que vino por cuatro campañas mas, bateando por encima de .300 en todas ellas. Luego vino con La Guaira y el Caracas.


Yurendell Decaster

Aunque su estadía en Grandes Ligas fue breve, solo parte de una campaña con los Piratas, Decaster es recordado por lo rendidor que ha sido en las Ligas Invernales y por su destacada actuación en el béisbol de la IBAF. Recientemente jugó en Nicaragua con los Tigres de Chinandega y ganó la Triple Corona de Bateo.

Yurendel Decaster


En Venezuela se le recuerda porque en la 2005-06 tenía 10 jonrones antes de mitad de temporada, amenazando con quebrar la marca de Baudilio Díaz de 20, pero al final terminaría con 17. Esa campaña Decaster jugó con Caribes de Anzoátegui, con quienes repitió a la temporada siguiente, luego con Zulia y Margarita. En la 2009-10 jugó en la final con el Magallanes.


Jurickson Profar


Jurickson Profar es uno de los mejores prospectos en la actualidad en las Grandes Ligas. Pertenece a los Rangers de Texas con quienes debutó la campaña anterior, bateando un jonrón en su primer turno al bate. Profar es una estrella que comenzará a brillar este año.

Jurickson Profar


Jugadores de Aruba

Al igual que Curazao, los ciudadanos de Aruba tienen nacionalidad holandesa. También ha tenido buenos jugadores, entre ellos:

Sidney Ponson

Recordado por su pasantía con los Orioles, con los que fue el pitcher número uno de su rotación en algún momento. Tuvo una buena campaña 2003, pero una desastrosa 2004. Luego enfrentó problemas con la ley y los Orioles lo dejaron ir, después pasó su carrera como peregrino, de equipo en equipo hasta su retiro en 2009 con los Royals.

Sidney Ponson


Calvin Maduro


En un tiempo fue sempiterno importado del béisbol venezolano. En Grandes Ligas, Maduro debutó en 1996 con los Phillies de Philadelphia y su última aparición fue el 4 de julio de 2002 con los Orioles de Baltimore, en su estadía en la Gran Carpa dejó récord de 10-19 con 5.78 de efectividad.

En Venezuela jugó por primera vez con el Zulia en la 96-97, dejó récord de 0-0 en 17 innings lanzados con efe. de 4.76. Luego en la 97-98 vino con La Guaira, dejó récord de 2-6 con 4.52 de efectividad. En la 98-99 repitió con Zulia, dejando récord negativo.

Calvin Maduro


No fue sino hasta la 2000-01, cuando vino con Caracas  y finalmente pudo terminar con récord positivo, ya que aunque estaba en un equipo sotanero, la fortaleza de aquel Caracas era el bateo, mas no el pitcheo, por ese aporte ofensivo, Maduro pudo terminar con marca de 3-2, con 40 ponches en 39.1 innings y efectividad de 4.35. Maduro jugaría con Caracas tres campañas seguidas, luego estuvo con Zulia y su última aparición en Venezuela fue con Lara en la 2004-05.


Hasta la próxima 

Si el artículo te gustó, compártelo en facebook, dale tweet en twitter, recomiéndalo en Google+ y si te interesa recibir más publicaciones similares, suscríbete al blog. Yo  estaría eternamente agradecido. 

 Por Alex Ulacio

0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Google+ Followers

Pos. Liga Americana

Seguidores

Siguenos por email

Nuestro Facebook

Páginas vistas en total

About Me

Mi foto
Alex Ulacio
Venezolano con la rara combinacion de ser larense, pero Magallanero.. adicto al béisbol y la literatura, busco la manera de combinar ambos, pero sin que alguno de ellos pierda su esencia...
Ver todo mi perfil

Nuestros tweets