Google+ Badge

Pos. Liga Nacional

Con la tecnología de Blogger.

Siguenos

Bateo Americana

Bateo Nacional

Efectividad Americana

Efectividad Nacional

Jonrones Americana

Jonrones Nacional

Ponches Americana

Ponches Nacional

domingo, 8 de marzo de 2015

Top 10: Grandes Shortstops de la historia (I parte)



A continuación en nuestra serie de tops dedicados a los mejores diez, según nuestro criterio, posición a posición, hemos llegado al punto de escribir el artículo más controversial y uno que nos fue fácil y a la vez difícil.

Estoy acostumbrado a que estos post los lean o les echen una mirada y se vayan sin comentar, este no es el caso. Ahora me prepararé pare recibir insultos en la caja de comentarios. Ha llegado el turno de rankear los mejores diez shortstops de todos los tiempos… léase bien: SHORTSTOPS.






Soy venezolano y como venezolano sé que esta posición ha sido mistificada para los nativos de este país. Cuando niños, los entrenadores ponen a los “que más cualidades” muestran, si son derechos, en el short, pues existe el mito-casi-verdad de que Venezuela produce los mejores shortstops. Nacimos para shortstops, nuestro país es una mina de campocortos, dice la sabiduría popular.  

Según los medios de comunicación, gracias al trabajo de pseudoivestigadores que solo publican y averiguan lo que les conviene, Venezuela ha producido a los mejores shortstops de la historia: Chico Carrasquel, Luis Aparicio, Enzo Hernández, David Concepción, Oswaldo Guillén, Asdrúbal Cabrera, Elvis Andrus, Alcides Escobar y el favorito de todos: Omar Vizquel, a quien tenemos como el mejor shortstop de todos los tiempos. Debido a esto, los venezolanos (mis compatriotas) que lleguen a este post esperarán ver a cinco venezolanos entre los mejores diez con Vizquel en el segundo o primer puesto. Lamento decepcionarlos. 


Mi investigación me llevó a recorrer la historia del béisbol completa, desde 1846 hasta nuestros días, revisando no solo números ofensivos sino también de fildeo y evaluando la actuación de los peloteros de acuerdo a su época y compararlos con sus pares. Evaluar shortstops no es fácil, depende del enfoque que se tome: defensivo u ofensivo. Dirán que debe privar la defensiva porque el short es una posición defensiva, pero caray, si no se anotan carreras no se gana ¿no?

Como en todas las posiciones, traté de buscar el mejor balance entre ofensiva y defensiva, con el impacto histórico sobre el béisbol que tuvo un jugador, su comparación con sus pares, su actuación acorde a la época y el tiempo que pasó en el shortstop. Cuando no vean a Vizquel en el top 10, por favor lean el post completo y compárenlo con los diez primeros antes de insultarme. Ah… antes del top, las menciones especiales (sin ningún orden especial).



Joe Cronin

Cronin es uno de los Hall of Famers menos conocidos, tanto por norteamericanos como por latinos, pero fue un fino shortstop que terminó con promedio vitalicio sobre los .300 y bateó dicha marca en once de sus veinte campañas. 






George Wright

El menor de los hermanos Wright fue la primera estrella del béisbol profesional y uno de los perfeccionadores de la posición seis, fue el shortstop de los Cincinnati Red Stockings, el primer equipo de béisbol profesional y el mejor jugador en los seis años de historia de la National Association (primera liga grande). Tomó el primer turno en la historia de la Liga Nacional. 



Omar Vizquel

Ganador de once guantes de oro, nueve seguidos, y dueño de las marcas de más doble plays, mejor porcentaje de fildeo y juegos en el campo corto, podría haber rankeado más alto solo si sus números no hubiesen sido tan anémicos considerando la época en que jugó. Su alto número de hits solo se debió a que jugó durante mucho, muchísimo tiempo. 



Alan Trammell

Trammell es un caso de larga espera para el Salón de la Fama, le quedan aún dos oportunidades, aunque nunca ha alcanzado el 40% de los votos. Aunque no tenía un brazo poderoso, tenía buenos reflejos y la agilidad para tener buena defensiva y ganar cuatro guantes de oro, en adición fue uno de los mejores shorstops ofensivos de su era, ganando 3 bates de plata. 




Doc Adams

En el béisbol de la década de 1840, se jugaba con más de nueve jugadores: lanzador, cátcher, primera, segunda y tercera bases y el resto en el outfield. Las pelotas no eran muy salidoras, por lo que los batazos y los tiros no recorrían distancias que hoy recorren. A uno de los padres del béisbol, el doctor Adams, le pareció buena idea que los tiros a home o a las bases contaran con alguien de relevo que les diera un segundo y mejor impulso para un mejor disparo, tomando él la iniciativa se fue alejando del outfield y acercándose más al infield, para cumplir dicha labor. Con el tiempo, dicho invento de Adams se convertiría en la posición de shorstop. ¿Cómo dejar por fuera a quien inventó dicha posición y quien además, es discutiblemente, la primera gran estrella de este deporte? 



David Concepción

Concepción es uno de esos tipos que estando fuera del salón de la fama, merecerían estarlo. Parte fundamental de la maquinaria roja de Cincinnati en los setenta, fue su capitán y pasó con ellos toda su carrera. Cuando se le une a los otros 23 shortstops en Cooperstown, Concepción es décimo en jonrones, undécimo en bases robadas, doceavo en hits y remolcadas, décimosexto en slugging y vigésimo en average, ganó también cinco guantes de oro, dos bates de plata y fue a dos juegos de estrellas. 



Ernie Banks

Mr. Cub es la selección fácil para el puesto dos entre los grandes shortstops de todos los tiempos, pero… jugó más en primera que en el short. Jugó 19 años en las mayores, todas con los Cubs, ganó dos premios Más Valioso (mientras fue shorstop) y terminó su carrera con 512 jonrones. 





Pop Lloyd

Lloyd fue el mejor shorstop en la historia de las Ligas Negras. Lamentablemente por haber jugado a inicios del siglo veinte (1906-1932) no hay estadísticas muy confiables de él, más que todo hay relatos, muchos de ellos invenciones evidentes. Bateador poderoso, podía además jugar béisbol pequeño: chocar la bola o soltar un toque para embasarse. Sus habilidades defensivas eran impresionantes, llegando a ser llamado en Cuba: “La Cuchara”, porque no dejaba escapar nada. En doce años en Cuba bateó .329



Ahora sí, el top 10: 





10. Alex Rodríguez



Tal vez a muchos no les guste ver a A-Rod aquí por su  admitido uso de esteroides, pero… todos sabemos que en su época la inmensa mayoría de los peloteros los tomó, pero no dejaron números siquiera parecidos a los de Rodríguez. Ah, por cierto, Rodríguez no es muy de mi agrado tampoco, pero al césar lo que es del césar.

Aunque ha jugado 54% de su carrera en shortstop es posible que de regresar en la temporada siguiente terminará con más juegos en tercera. Lastimosamente, sus mejores años en el shortstop (2000-2003) coincidieron con su admitido uso de esteroides.

En 20 años de carrera, Rodríguez tiene average de .300 con 654 jonrones y 1969 carreras remolcadas con 2939 hits, cuenta además con 14 juegos de Estrellas y 3 premios MVP, diez bates de plata y dos guantes de oro (en el short). Sus 654 cuadrangulares son la mayor marca para un pelotero latino y/o de ascendencia latina. En su momento, se proyectaba a terminar con más de 762 jonrones, y según Sadaharu Oh, hasta con mil vuelacercas, pero su suspensión por el  escándalo de biogénesis y sus lesiones de los últimos años parecen mermar dichas proyecciones.

Alex Rodríguez no ha dado positivo a ninguna prueba de esteroides pero el mismo admitió su uso entre 2001 y 2003 debido a que sentía “una enorme presión”. Lastimosamente para él, aquellos años han sido los de su mayor producción en jonrones (52, 57 y 49), de ahí solo ha superado los cincuenta jonrones en una ocasión (54 en 2007). Aquellos números son indiscutiblemente topes para los shortstops.

Rodríguez fue drafteado por los Mariners en 1993 y debutó en 1994 para ser titular de tiempo completo ya en 1996. Su combinación de poder, velocidad y defensiva lo convirtieron rápidamente en uno de los mejores del juego. En 2001 llegó vía agencia libre a los Rangers donde se convirtió en el pelotero mejor pagado del béisbol, pero en 2004 pasó a los Yankees, donde ganó su único anillo de Serie Mundial en 2009.



9. Robin Yount 


El mismo caso de Rodríguez, Yount jugó el 54% de su carrera en el shortstop y el resto en el outfield
con breves pasantías en primera. Su carrera abarcó veinte años, toda con los Cerveceros de Milwaukee (siendo el jugador más importante en la historia de la franquicia). Con ellos ganó dos premios Más Valioso, el primero merecidamente en 1982 y el segundo, incomprensiblemente en 1989. También asistió a tres juegos de estrellas, ganó tres bates de plata y ganó un guante de oro en el shortstop. Terminó con 3142 hits.

Comenzó su carrera en 1974 a la edad de 18 años. Ha sido el último pelotero en las mayores en conectar jonrón a los 18 años y posee la marca de más juegos jugados en las grandes ligas antes de los 20 años. Fue uno de los primeros en usar el entrenamiento con pesas en el béisbol y para 1980 había aumentado considerablemente su número de cuadrangulares.

Su mejor campaña fue la de 1982 cuando lideró la Americana por única vez en hits con 210 incogibles y estableció topes personales con 29 jonrones, 114 remolcadas y promedio de .331, lideró la liga además en slugging, OPS y sus 124 anotadas son una marca en una campaña para campocortos. En la Serie Mundial, y aunque Yount consiguió dos juegos de cuatro hits, único en lograr tal cosa, los Cardenales vencieron a los Cerveceros.

En 1985 una lesión en el hombro obligó la mudanza de Yount al outfield donde ganó su segundo MVP en 1989 y su porcentaje de fildeo fue de .990 (.964 en el campo corto). Sus 1731 hits en la década de 1980 son la mayor cantidad para cualquier jugador en la mismo. En 1992 consiguió su hit tres mil, retirándose en 1993 y siendo exaltado al Salón de la Fama en 1999, su primer año de elegibilidad. 



8. Ozzie Smith


“El Mago de Oz” es probablemente el mejor shortstop defensivo de todos los tiempos. Sus trece guantes de oro consecutivos y sus espectaculares jugadas así parecen comprobarlo, además es líder de todos los tiempos (en cualquier posición) en asistencias con 8375 y segundo en doble plays.

En 19 años de carrera, Smith acumuló 2460 hits y 580 bases robadas, fue al Juego de Estrellas en quince ocasiones y además de sus guantes de oro, ganó un bate de plata en 1987, la única vez que bateó por encima de .300, ese mismo año fue segundo en la votación al Mas Valioso y estableció tope personal en impulsadas con 75, todo a pesar de una lesión en el manguito rotador.

Probablemente el mejor momento de la carrera de Smith fue cuando en la Serie de Campeonato de 1985, contra los Dodgers de los Angeles, conectó un cuadrangular para dejarlos en el terreno en el juego 5 que le dio a los Cardenales una ventaja que no perderían en adelante hasta perder la Serie Mundial ante los Royals.

Ozzie Smith fue elegido al Salón de la Fama en 2002 en su primer año de elegibilidad. La pura defensa lo hizo inmortal. 



7. Luke Appling


Luke Appling fue el campocorto que precedió a Chico Carrasquel, quien precedió Aparicio en los Medias Blancas. En el plano ofensivo, Appling es el mejor shortstop en la historia de los Medias Blancas.

Debutó en 1930, se caracterizó por su hipocondría (una condición que hace que una persona se sienta enfermo aunque en realidad no lo esté) y siempre se quejaba de dolores de cabeza, fiebre, dolor de espalda o rodilla, pero aun así superó los 150 juegos (en su tiempo se jugaba 154 juegos) en 5 de 20 campañas y 130 en 8 temporadas más. Appling en sus inicios tenía una defensa por debajo del promedio y era impaciente en el plato, siempre buscando swing grande.

Appling hizo los ajustes y aunque nunca fue una estrella defensiva, de hecho tiene el peor porcentaje de fildeo en cualquier posición desde 1910, terminó su carrera como líder de todos los tiempos en juegos jugados para campocortos y en doble plays realizados, marcas rotas después por Luis Aparicio.

Terminó como líder en OBP en solo una ocasión, pero superó los .400 en ocho ocasiones y tomó cien boletos en tres más, haciéndolo ideal para primer bate aunque debido a la baja calidad de los equipos en que jugó tuvo que ser usado como tercer bate. Era habilidoso para sacar fouls a propósito y es famosa la anécdota de Appling que sacó diez fouls seguidos luego de que los dueños del equipo se negaran a regalar pelotas para autografiarlas alegando que estas eran muy caras.

Appling ganó dos campeonatos de bateo, uno en 1936 con .388 de promedio y el otro en 1943 con promedio de .328. Entre 1944 y 1945 perdió tiempo de juego debido al servicio militar y aun así terminó con 2749 hits y promedio vitalicio de .310.



6. Luis Aparicio


El único venezolano en el Salón de la Fama, se ubica sexto en su lista por el impacto histórico que tuvo en el juego. Cuando Aparicio debutó en 1956, la base robada era una táctica que estaba por desaparecer, y tras haber sido ampliamente usada en los inicios del juego, la misma cayó en decadencia, al punto que el campeón robador de 1950, Don DiMaggio solo estafó quince. Aparicio cambio aquello y logró ser campeón de bases robadas nueve ocasiones seguidas, un hecho que nadie ha igualado.

Aparte de las nueve veces liderando la liga, Aparicio terminó en el top 10 en cinco ocasiones más en su lustruosa carrera de 18 años en las mayores. Pero su velocidad e inteligencia a la hora de correr, no fue su única cualidad. Su defensiva era la mejor en su época, ganando 9 guantes de oro y terminando tercero en su posición en juegos jugados de todos los tiempos, pero comparados con Vizquel y Jeter (uno y dos en ese departamento) Aparicio promedió 143.38 juegos por año en comparación a los 112,87 de Vizquel y los 129,6 de Jeter. Aparicio también  supera a Smith (132,15) y Ripken (109,61), quienes le siguen en esa categoría.  En outs realizados, Aparicio es sexto con 4548, en asistencias es segundo con 8016, solo superado por el mago de oz. Es cuarto en doble plays. Los 22406 innings jugados de Luis Aparicio en las mayores fueron en el campocorto, TODOS, siendo el único en la historia del béisbol de las grandes ligas en pasar toda su carrera en las paradas cortas.

Aunque Aparicio no era una amenaza con el bate según los estándares modernos, fue el mejor shortstop ofensivo de la década de 1960. Sin nunca liderar la liga en ninguna categoría ofensiva fuera de las bases robadas, Aparicio estuvo en el top 25 de promedio en seis ocasiones (cuarto en 1970), dos veces en OBP, nueve veces en anotadas (quinto en 1966), dos veces en boletos, doce veces en hits, siete de ellas en el top 10, siendo su tope de 182 en 1966 quedando segundo en la liga; nueve veces estuvo en el top 25 en dobles y en trece oportunidades en triples. Se retiró con 2677 hits en 1973. 

El top continúa aquí 




Si el artículo te gustó, compártelo en facebook, dale tweet en twitter, recomiéndalo en Google+ y si te interesa recibir más publicaciones similares, suscríbete al blog. Yo estaría eternamente agradecido. Por Alex Ulacio

0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Google+ Followers

Pos. Liga Americana

Seguidores

Siguenos por email

Nuestro Facebook

Páginas vistas en total

About Me

Mi foto
Alex Ulacio
Venezolano con la rara combinacion de ser larense, pero Magallanero.. adicto al béisbol y la literatura, busco la manera de combinar ambos, pero sin que alguno de ellos pierda su esencia...
Ver todo mi perfil

Nuestros tweets