Google+ Badge

Pos. Liga Nacional

Con la tecnología de Blogger.

Siguenos

Bateo Americana

Bateo Nacional

Efectividad Americana

Efectividad Nacional

Jonrones Americana

Jonrones Nacional

Ponches Americana

Ponches Nacional

lunes, 8 de diciembre de 2014

Grandes hiteadores de Venezuela



Batear una pelota de béisbol es la cosa más difícil de hacer en el mundo deportivo, tan solo analicen la teoría: la pelota es lanzada desde 18 metros de distancia a una velocidad media de 90 millas por hora y hay que darle con un palo de madera de forma cilíndrica y para empeorar las cosas, al momento del contacto no es posible ver la pelota. Pero no todo acaba allí, luego de hacer swing y golpearla hay que ponerla donde no haya nadie para así obtener un hit. Por eso, quienes son exitosos en el 30% de las oportunidades en esto son estrellas.

En el mundo del béisbol de las Grandes Ligas existe un club exclusivo y muy especial, el de los 3000 imparables. Ser integrante de esta cofradía supone un honor y una gloria muy grandes, son verdaderas leyendas en el arte del hit.


En Venezuela, por lo limitado de nuestro calendario, no hay peloteros que alcancen dichos guarismos, sin embargo eso no impide que tengamos nuestros clubes especiales de hiteadores. Uno de ellos, y el más importante, es el de los mil hits, el equivalente al de los tres mil en las mayores.

A la fecha son 7 los miembros de dicho grupo, comandados por el histórico Vitico Davalillo, el más grande hiteador en la historia de Venezuela, con 1505 incogibles, seguidos por Robert Pérez (1368), Teolindo Acosta (1289), César Tovar (1224), Luis “Camaleón” García (primero en alcanzar dicha cifra, terminó con 1065), Tomás Pérez (el más reciente en ingresar a la lista y que acumula 1011 hits) y finalmente Luis Sojo (1007 imparables). 

El club de los 1.000 hits


Por supuesto que mil hits en una liga tan corta como la nuestra son un verdadero logro que supone tener una carrera de 20 años y promediar 50 imparables al año para alcanzarlos. Esta es una tarea difícil desde luego, por eso hay que darle mérito también a quienes se quedaron cortos, muy cortos en dicha misión. Uno de ellos fue Gustavo Gil, insigne bateador que terminó con 982 inatrapables y faltándole solo 18 hits, anunció su retiro en 1978 tras culminar dicha zafra con solo 14 imparables. Por supuesto que Gil se cuenta entre los grandes bateadores de Venezuela, en nuestra liga tuvo 12 campañas de al menos 40 inatrapables con seis temporadas sobre los .300. 

Gustavo Gil


Oswaldo Olivares, probablemente el mejor bateador zurdo en la historia de la LVBP terminó su carrera con 974 hits y puso punto final a la misma en 1992 luego de que un anémico .202 le dijo que ya no era el mismo. “El gago” como se le conocía, bateó 40 hits en trece de sus 20 campañas, su tope fue de 93 en la 79-80 y promedió 48.7 hits por temporada, se retiró como líder en la historia en triples con 57 (record que aun ostenta). De haber jugado más juegos en la 76-77, de seguro habría alcanzado los mil hits.

 
Olivares

Otro que como Olivares tuvo 13 campañas de 40 hits fue otro zurdo: Oscar Azócar, quien pasó los primeros cuatro años de su carrera como lanzador, se retiró con 795 hits y de no ser por sus inicios como pitcher, su proyección daba para cerrar con 1004 hits.

Azócar

Ángel Bravo, otro gran bateador zurdo, jugó 18 temporadas en la liga y cerró su actuación con 911 hits y promedio de 50.61 por campaña. Tuvo 12 zafras de 40 hits y como Olivares, 4 de setenta.  Dos campañas más para completar las 20, de seguro lo habrían incluido en el club de los 1000 hits. 

 
Angel Bravo

Además de lo corto  del calendario, los jugadores de la LVBP se ven limitados por otro factor: el béisbol de las grandes ligas, que con bastante frecuencia y ahora más que antes, le roba tiempo de juego que impide que varias estrellas logren dicha cifra. Luis Sojo, por ejemplo, ganó cinco coronas de bateo y posee el segundo promedio al bate más alto en la historia de la liga, pero apenas tuvo siete inatrapables por encima de la milésima, de no haber sido por sus compromisos en las mayores, posiblemente habría alcanzado los 1300 incogibles.


Luis Sojo


David Concepción promedió 34.4 juegos por campaña en su carrera en la LVBP y terminó con 818 hits. De haber promediado por lo menos 50 partidos por temporada, su total de hits proyectaba a 1116.5. Proyecciones inocentes sin ninguna aplicación realista, por supuesto, pero es interesante ver como las matemáticas nos dicen lo que pudo haber sido y no fue. A Concepción se le pueden añadir los nombres de Bob Abreu, Alex Cabrera, Edgardo Alfonzo, Magglio Ordoñez, Alex Ramírez y otros peloteros que por compromisos en el extranjero no pudieron superar dicha barrera. 

Concepcion

No solo los totales de una carrera se deben tomar en cuenta para determinar si algún jugador fue un gran hiteador o no, otro indicativo lo son las temporadas en que un pelotero superó una determinada barrera de hits. Selwyn Langaigne, un nombre que para los aficionados más jóvenes del juego puede sonar desconocido, logró 7 campañas de 40 hits, lo que certifica la impresión que de niño tenía sobre Langaigne: era uno de los jugadores  más subestimados. 

 
Selwyn Langaigne

Jugadores que también lograron tal cantidad de temporadas con 40 hits incluye a Roberto Zambrano, Roger Cedeño, Robert Machado, Alex Cabrera, Baudilio Díaz y el nombre insospechado de Dámaso Blanco.

El Barquisimetano Pedro Castellano, quien más tarde se nacionalizó mexicano, culminó su carrera en nuestro país en 2003 y con solo 33 años, pero en 15 campañas con Zulia y Aragua, terminó con 601 hits con promedio de .259 y 8 temporadas de 40 inatrapables. Marco Scutaro, Luis Rodríguez, Luis Jiménez, Chico Carrasquel, Luis González, Orlando Muñoz, Carlos Méndez, Álvaro Espinoza, Félix Rodríguez y Oswaldo Blanco son los otros que en la LVBP tuvieron ocho campañas de 40 hits.




Un peldaño más arriba de estos peloteros, con 9 campañas sobre los 40 incogibles encontramos nombres clásicos como el de Bob Abreu, quien a la fecha acumula 505 hits en la liga y solo ha jugado once temporadas de más de 30 juegos, su tope personal es de 58 hits en la zafra pasada y promedia 44.63 hits en dichas campañas. Abreu tiene también 4 temporadas con menos de 15 juegos y en 8 temporadas estuvo ausente, es el uno de esos casos en los que de no haber tenido tantos compromisos en el extranjero, su total de hits habría sido más impresionante, en su caso, su proyección daba para 1027 incogibles. Otros acompañantes de Abreu en ese grupo son Antonio Armas, Frank Díaz, Alejandro Freire, José Castillo, Héctor Giménez, Eliézer Alfonzo, Alex Romero, Raúl Pérez Tovar, Faustino Zabala, Jesus Alfaro y David Concepción. 



El novato del año de la 56-57, Teodoro Obregón es otro que bien podría ser considerado uno de los jugadores más subestimados en la historia de la LVBP, en 19 campañas jugadas en nuestro circuito, 15 de ellas con más de 30 juegos, Obregón consiguió 10 contiendas de al menos 40 hits, promediando 45,12 hits por campaña. Un shortstop brillante como Aparicio y Concepción, quizás la razón de su poca fama hoy se deba a que no hizo carrera en las mayores. Jesús Marcano  Trillo, Leonel Carrión, Alexis Infante, Cristóbal Colón, René Reyes y Luis Raven también tuvieron 10 temporadas de 40 hits. 



Un caso que llama la atención en la lista de grandes hiteadores de Venezuela es el de Jesús “Chalao” Méndez. Apuesto que a 9 de cada diez visitantes a este artículo no reconocerá dicho nombre a menos que sea un fanático acérrimo de los Tigres de Aragua, pues de esta divisa, Méndez es solo uno de dos jugadores con número retirado. Méndez fue un excelso primera base defensivo pero además de ello fue asimismo un espectáculo con  el bate, consiguiendo 40 inatrapables en 12 de sus 13 campañas jugadas, terminó con 681 hits en su carrera promediando 55.8 hits por campaña, antes de retirarse prematuramente a los 34 años por una lesión en su mano. De haber jugado al menos 20 años y mantenido el ritmo, su total de hits habría rondado los 1116. Otro jugador subestimado por quienes cuentan la historia de nuestro béisbol. Méndez es el pelotero que tiene la mayor cantidad de hits con menos campañas jugadas en la historia de la LVBP. 

Chalao


De los miembros del club de los mil hits, César Tovar tuvo 11 temporadas con 40 incogibles o más, pero fue su larga carrera de 26 años lo que le permitió acumular la milésima de incogibles, su tope personal fue de 85 en la 71-72. Teolindo Acosta tuvo 13 de dichas campañas en sus 23 años de carrera siendo su record personal de 82 en la 73-74. Luis Camaleón García acumuló 14, incluyendo el tope de 93 en la 53-54. Tomás Pérez lleva a la fecha 16 campañas de 4 decenas de hits, siendo su marca de 71 en la 97-98 con Caribes, igualado con Pérez tenemos a Luis Sojo, quien con solo 21 temporadas consiguió los 1000 hits, su tope personal fue de 87, conseguido en la 93-94. 


Pero son Robert Pérez y Víctor Davalillo quienes acumulan la mayor cantidad de temporadas con 40 incogibles, ambos con 20. En el caso de Davalillo, coleccionó 14 campañas consecutivas con dicha cifra, desde la 61-62 hasta la 74-75, para luego hilvanar otra racha de 6 entre la 76-77 y la 81-82; en la 79-80 Davalillo no solo estableció su marca personal en hits sino también la de la liga, con 100 incogibles, una marca que permanecerá intacta en tanto que el calendario sea de 63 juegos. 


Robert Pérez ostenta la marca de más temporadas consecutivas con al menos 40 incogibles con 15, una seguidilla que comenzó en su temporada de Novato del Año en la 89-90 y terminó en la 2004-05, año en que una lesión en el tendón de Aquiles derecho lo limitó a solo 24 juegos ese año. Luego entre 2006-2007 y 2010-2011, Pérez completo las 20 zafras con tales números. Su tope personal es de 80 conseguido en la 93-94.




Pero si 40 hits no impresionan lo suficiente, ¿Qué tal temporadas de 70 hits? Luis Camaleón García tuvo 3 de esas campañas, pero Luis Salazar y Teolindo Acosta consiguieron 5, Cesar Tovar y Robert Pérez acumularon 7 y Victor Davaillo consiguió nada menos que 9 de dichas actuaciones.

Es cierto que García solo obtuvo 3 temporadas de más de setenta hits y en dicho departamento es superado por Tovar, Acosta y Pérez, pero en esas tres campañas bateó más de 80 hits, incluyendo una sobre los 90, mientras que los otros tres solo consiguieron una de esas campañas. Jose “El hacha” Castillo también acumula 3 temporadas de 80 hits pero Davalillo consiguió 4, en una cerró con 90 hits y en otra con 100, siendo el único jugador en la historia en conseguir tales cifras y confirmando la tesis de que ha sido el mejor bateador en la historia de la LVBP.

Y de todas estas glorias pasadas nos queda el buen augurio de mejores marcas futuras.




 


Si el artículo te gustó, compártelo en facebook, dale tweet en twitter, recomiéndalo en Google+ y si te interesa recibir más publicaciones similares, suscríbete al blog. Yo estaría eternamente agradecido. Por Alex Ulacio

0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Google+ Followers

Pos. Liga Americana

Seguidores

Siguenos por email

Nuestro Facebook

Páginas vistas en total

About Me

Mi foto
Alex Ulacio
Venezolano con la rara combinacion de ser larense, pero Magallanero.. adicto al béisbol y la literatura, busco la manera de combinar ambos, pero sin que alguno de ellos pierda su esencia...
Ver todo mi perfil

Nuestros tweets