Google+ Badge

Pos. Liga Nacional

Con la tecnología de Blogger.

Siguenos

Bateo Americana

Bateo Nacional

Efectividad Americana

Efectividad Nacional

Jonrones Americana

Jonrones Nacional

Ponches Americana

Ponches Nacional

domingo, 3 de agosto de 2014

Top 10: Grandes Tercera Bases de Todos los Tiempos (parte I)



Ha pasado casi cuatro meses desde el último post de este tipo. Los mismos son agotadores y a veces no dispongo del tiempo, por eso a veces me demoro antes de continuar el siguiente, pero bueno, la espera terminó y aquí está el top 10 de los grandes tercera base de todos los tiempos. Como siempre, es necesario acotar que estos tops cubren el béisbol profesional de todo el mundo y épocas, no limitándonos a las Grandes Ligas solamente.


Cuando era niño, la tercera era mi base preferida y la que yo pedía cubrir siempre en las caimaneras, eso debido a que mi ídolo, Edgardo Alfonzo, era el antesalista de nuestro equipo de  ensueño en los noventa. El perfil del tercera base es de un pelotero de buenos reflejos y excelente coordinación ojo-mano, pues habitualmente es el jugador de posición que está más cerca del bateador, además debe poseer un excelente brazo para hacer envíos certeros a primera. En el perfil ofensivo, actualmente se espera de un antesalista que sea un bateador de poder, normalmente un tercer o cuarto tolete, si bien este perfil no ha sido el mismo siempre, pues antes se esperaba ofensivamente de un tercera base lo mismo que de un shortstop. Por estas razones, la mayoría de los integrantes de esta lista, hicieron sus carreras después de 1950. Además, en Cooperstown hay menos antesalistas que jugadores de otras posiciones, lo cual hizo la selección de los 10 grandes un poco difícil. Sin más, el top, no sin antes hacer nuestras menciones especiales:

Frank “Home Run” Baker

Tercera base entre 1908 y 1922, fue parte del infield de los cien mil dólares que ayudó a los Atléticos a ganar tres Series Mundiales a principios de la década de 1910. Famoso más por su ofensiva que por su defensiva, fue el principal slugger de su tiempo, solo sacó 96 en su carrera pero lideró la Americana en jonrones en cuatro campañas seguidas. En trece años de carrera nunca jugó otra posición diferente a la de tercera base. 





Graig Nettles

En 22 años de carrera vistió el uniforme de seis equipos, pero es notable por su pasantía con los Yankees, con quienes ganó la Serie Mundial de 1977, mismo año en que estableció récord en la Americana de más jonrones para un tercera base con 37, aun así Nettles es más famoso por sus proezas con el guante que con el bate. Ganador de solo un guante de oro, posee el récord de más asistencias para un tercera base en una temporada con 412 en 1971 jugando para Cleveland. 



Paul Molitor

Aunque se especializó como bateador designado, Molitor jugó poco más de la mitad de sus juegos a la defensiva y el 52% de ellos fue en la tercera, un equivalente al 29% de todos sus juegos. Molitor bateó más de 3000 hits, se estafó más de 500 bases y  fue a siete juegos de estrellas. 



Judy Johnson

Elegido al Salón de la Fama en 1975, Johnson no jugó en las Grandes Ligas, pues en su momento existía la barrera de color. Aun así es históricamente reconocido como uno de los mejores tercera base de todos los tiempos en el plano defensivo. 




Scott Rolen

Ganador de ocho guantes de oro, solo Brooks Robinson y Mike Schmidt tienen más que el en tercera. Asistió a siete juegos de estrellas, fue Novato del Año y ganó una Serie Mundial. Apenas bateó más de 2000 hits y 300 jonrones. 



Jimmy Collins

Collins fue el primer manager de los Medias Rojas y el primero en ganar una Serie Mundial. Aunque tuvo buenos años a la ofensiva, fue su defensiva la que le ganó la inmortalidad. Collins fue el perfeccionador defensivo de la posición, revolucionándola al punto de hacer su estilo el estándar. Como nota adicional, antes de Collins los toques eran fildeados por los shortstops, Collins cambió aquello y asumió esa responsabilidad para los tercera bases. 




Ray Dandridge

 El mismo caso que Judy Johnson, Dandridge no jugó en las Grandes Ligas debido al color. Aun así, es recordado como uno de los mejores bateadores para average en la historia e indiscutiblemente el mejor tercera base defensivo en la historia de las Ligas Negras y según Monte Irvin, el mejor de todos los tiempos. Además de sus proezas en las Ligas Negras, Dandridge también tuvo destacadísimas actuaciones en el béisbol de Cuba y de México.



Ahora sí, nuestro top 10 de Grandes Tercera bases de todos los tiempos. 




10. Miguel Cabrera 


Al día que escribo esto, Miguel Cabrera ha jugado siete juegos más en tercera que en primera, con más de trescientos juegos en los jardines, por eso lo incluyo en esta lista y a pesar de su gran valor, solo lo pongo 10, considerando que a final de esta temporada, siendo más un inicialista que antesalista, saldrá de la misma.

Cabrera es discutiblemente el mejor pelotero venezolano en las Grandes Ligas, en la historia. Comenzó su carrera con los Marlins de la Florida en 2003 defendiendo la pradera izquierda y mostró mucha madurez en un equipo que ganó la Serie Mundial.  Con ellos ganó dos bates de plata y fue escogido a tres juegos de estrellas. Desde 2008 está con los Tigres de Detroit.

Uno de los bateadores más puros en todo el béisbol, Cabrera hizo historia en 2012 cuando se convirtió en el primer bateador desde 1967 en ganar una Triple Corona en las grandes ligas al batear para promedio de .330 con 44 jonrones y 139 impulsadas ganando también el premio Más Valioso. Ese campeonato de 2012 forma parte de su actual seguidilla de títulos de bateo, actualmente posee tres. En 2013 ganó su segundo MVP, al batear 44 jonrones con 137 remolcadas, con el average mas alto de su carrera, .348, y liderando la liga en OPS.

El “Tigre” es temido por todos los pitchers por su capacidad de batear para poder y promedio y hacia todas las bandas del campo y probablemente terminará su carrera como uno de los mejores bateadores derechos de la historia. Ha bateado al menos 30 jonrones en nueve campañas y lleva diez temporadas consecutivas con 100 impulsadas. También ha terminado con promedio de .300 en nueve de sus doce campañas.

En el plano defensivo, si bien no una estrella, Cabrera ha jugado decentemente y se ha adaptado sin ningún tipo de problemas a todos los cambios de posición por los que ha pasado. De no ser porque Cabrera no ha sido tercera base regular la gran parte de su carrera habría rankeado tercero o cuarto, quizás segundo en esta lista.


9. Shigeo Nagashima


En 1961, el dueño de los Dodgers, Walter O’ Maley, el mismo que contribuyó a que el primer pelotero negro jugara en las mayores desde el siglo diecinueve, negoció con Matsutaro Shoriki, dueño de los Gigantes de Yomiuri del béisbol japonés, el traspaso de una joven estrella que abarcaba todos los titulares deportivos del Japón y que en solo tres años había establecido récords para novatos y era el consentido de la afición nipona. Shoriki rechazó el trato, lo que impedió que este jovencito fuera el primer japonés en las mayores, quien de haberse adaptado bien a ese tipo de béisbol, estaría hoy en el Salón de la Fama. Aquel jovencito se llamaba Shigeo Nagashima, el pelotero más idolatrado del Japón, en la historia.

Nagashima es probablemente el pelotero más completo en la historia del Japón, poseedor de al menos cuatro herramientas que las llevó al máximo: velocidad, excelencia defensiva, bateo para contacto y de poder. Nagashima en solo dieciséis años de carrera ganó seis títulos de bateo, solo superado por Ichiro Suzuki e Isao Harimoto. 

Sus números no lo colocan entre los mejores cinco en ninguna de las grandes estadísticas ofensivas, pero ganó 5 MVP (segundo de todos los tiempos), ganó cinco lideratos de impulsadas (tercero), ganó diez lideratos de hits, más que nadie en Japón y sus 13 participaciones en Serie de Japón, siendo parte de los Yomiuri Giants que ganaron 9 campeonatos seguidos lo catapultó en la memoria colectiva como un ganador.

A la defensiva, era y es considerado el mejor tercera base de todos los tiempos en Japón y solo ganó dos guantes de oro, porque el premio se estableció cuando él ya se estaba retirando.

Celebridad nacional e ídolo de generaciones. Tal vez lo números no lo dicen, pero su historial de gallardetes y los testimonios de quienes lo vieron jugar, tienen a Nagashima como un seguro top 3 entre los grandes peloteros japoneses de todos los tiempos.

Como manager lideró a los Gigantes a cinco Series de Japón, dos en los setenta y tres en los noventa. A finales de 1980, la directiva de los Gigantes lo despidieron como manager pues las últimas campañas habían sido fatales y aunque se vieron resultados mejores tras su salida, la asistencia a los juegos disminuyó por fanáticos que protestaban su salida del equipo. Todo un ídolo. Lástima que nunca jugó en las mayores, incluso el mismo manifestaba no tener deseos de hacerlo.



8. Ron Santo


En quince años de carrera, Santo jugó catorce de ellas con los Cubs y una última con los White Sox. Recientemente exaltado al Salón de la Fama en 2012, Santo asistió a nueve juegos de estrellas, lideró la Nacional en boletos cuatro veces, dos veces en OBP y una vez en triples. Bateó .300 de promedio y 30 jonrones en cuatro ocasiones cada una y es el único tercera base en la historia con 90 remolcadas en ocho campañas seguidas, fue además el segundo tercera base en batear 300 jonrones y al momento de su retiro era segundo entre antesalistas en slugging (.464), impulsadas (1331), bases totales (3779) y boletos (1108).

Ganador del guante de oro en  cinco ocasiones seguidas. Posee el récord de la Liga Nacional en más temporadas liderando en chance con ocho, en siete lideró en juegos, outs y asistencia y seis veces fue líder en doble plays. Entre 1966 y 1974 tuvo el record de más asistencias en una temporada. Al momento de su retiro poseía récords en la liga Nacional en asistencias y doble plays, ambas marcas rotas por Mike Schmidt. Es segundo en el circuito en juegos jugados en la antesala, a solo 52 de Eddie Mathews con 2102 juegos. Es sexto de todos los tiempos en la nacional en outs y noveno en porcentaje de fildeo.

En su candidatura al Salón de la Fama fue ignorado mientras su destino estuvo en manos de la BBWAA, pero quedó corto en sus quince oportunidades, siendo electo en 2012 por el Comité de la Era Dorada.

Si bien las estadísticas de Santo, al bate y al guante no pueden parecer impresionantes, en su tiempo solo Eddie Mathews y Brooks Robinson tenían mejores números que él.

Aquí algo de trivia: Santo fue el primer pelotero en usar casco con protección para las orejas.


7. Wade Boggs

Ganador de 5 títulos de bateo, perenne invitado al Juego de Estrellas, miembro de los 3000 hits y del
salón de la fama, Wade Boggs tenía el perfil contrario al de los antesalistas: era bateador de contacto, siendo uno de tres (Rod Carew y Lou Brock, los otros) jugadores que posterior a la Segunda Guerra Mundial, terminaron con 3000 hits y menos de 160 jonrones. Aun así su hit 3000 fue un jonrón, mientras vestía de Devil Ray.

Boggs ganó 4 de sus 5 títulos de bateo de forma seguida, siendo miembro de un club exclusivo que incluye a Tony Gwynn, Ty Cobb, Rogers Hornsby y Rod Carew. Desde 1931 es el único, junto a Gwynn en coleccionar cuatro campañas seguidas de .350 de promedio.

Entre 1982 y 1988 Boggs bateó sobre los .349 en todas esas campañas, excepto una. Entre 1983 y 1989 consiguió siete campañas seguidas con más de doscientos hits y también compiló seis campañas con 200 imparables, 100 anotadas y 40 dobles. En su temporada debut bateó .349, más que el champion bat de ese año, pero él no tenía las apariciones legales. Sus 5 títulos de bateo son una marca para un tercera base y sus 12 apariciones en el juego de estrellas, es la tercera mayor marca para un antesalista.                                                                                          

Aunque un problema a principios de carrera, su defensa mejoró un tanto, lo cual le permitió jugar sin inconvenientes en la esquina caliente, e incluso ganó dos guantes de oro con los Yankees, equipo con el que bateó cuatro veces sobre .300, fue a dos juegos de estrellas y ganó un anillo de Serie Mundial.

6. Pie Traynor

En 1969, para celebrar los cien años del béisbol profesional, se seleccionó el line up de todos los tiempos y como antesalista fue seleccionado Pie Traynor. El antesalista insigne de los Piratas de Pittsburgh fue considerado por mucho tiempo el mejor de la historia… y merecidamente.

Su carrera de 18 años la pasó por completo con los Piratas, equipo con el que ganó una Serie Mundial (1925), cuando bateó .347, incluyendo un cuadrangular conectado a Walter Johnson, en serie que los Piratas ganaron luego de ir perdiendo 1-3. Entre 1934 y 1937, Traynor fue manager jugador y hasta 1939, mánager.

Traynor jugó 1941 juegos, conectó 2416 hits en 7559 turnos al bate, retirándose con promedio vitalicio de .320, con 58 jonrones y 1273 impulsadas y su OBP fue de .362. A pesar de no ser jonronero, acumuló muchos dobles y triples. Bateó .300 en diez oportunidades y sus siete temporadas con más de cien impulsadas son la segunda mayor marca para tercera bases, después de las nueve de Mike Schmidt. Traynor y Chipper Jones son los únicos tercera base con cinco campañas seguidas de mas de cien remolques.

Además de sus números ofensivos, Traynor fue considerado el mejor tercera base defensivo de su época y de todos los tiempos hasta la irrupción de Brooks Robinson en los sesenta. Su promedio de fildeo vitalicio fue de .946, lideró la liga en porcentaje defensivo una vez, tres veces en asistencias y doble plays y siete veces en outs realizados. Sus 1863 juegos en la antesala fueron un record de las mayores hasta que fue roto por Eddie Yost en 1960.

El top continúa aquí. 


Si el artículo te gustó, compártelo en facebook, dale tweet en twitter, recomiéndalo en Google+ y si te interesa recibir más publicaciones similares, suscríbete al blog. Yo estaría eternamente agradecido. Por Alex Ulacio

0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Google+ Followers

Pos. Liga Americana

Seguidores

Siguenos por email

Nuestro Facebook

Páginas vistas en total

About Me

Mi foto
Alex Ulacio
Venezolano con la rara combinacion de ser larense, pero Magallanero.. adicto al béisbol y la literatura, busco la manera de combinar ambos, pero sin que alguno de ellos pierda su esencia...
Ver todo mi perfil

Nuestros tweets