Google+ Badge

Pos. Liga Nacional

Con la tecnología de Blogger.

Siguenos

Bateo Americana

Bateo Nacional

Efectividad Americana

Efectividad Nacional

Jonrones Americana

Jonrones Nacional

Ponches Americana

Ponches Nacional

domingo, 7 de agosto de 2016

Ichiro, doblemente leyenda


Ichiro Suzuki cuenta actualmente 2.999 hits, solo uno lo separa de la mítica marca de los tres mil, una cifra envuelta de halo de leyenda que baña a quien en ella se sumerge. Pero de por sí, ya Ichiro es un inmortal del béisbol. Antes de su debut en los Estados Unidos, en su natal Japón, Suzuki dejó la impronta de 1278 hits. Sumadas ambas etapas, su total es de 4277, cifra que ningún otro mortal supera. Es suficiente para que ingrese a ambos Salones de la Fama.



Que su carrera por sí sola en las mayores basta para considerarlo una leyenda, eso no queda en entredicho. Lo que llama la atención en su persona, es que su carrera en Japón, añade más leyenda a la leyenda y podríamos estar hablando de Ichiro como uno de los grandes jugadores de todos los tiempos, al nivel mismo de un Ty Cobb o un Babe Ruth, aclarando por supuesto que no se trata de similitud en sus estilos de juego sino en estatus, en lo que representa su figura.

Sus “highlights” en Norteamérica incluyen: en 2004 estableció récord de más hits en una campaña cuando conectó 262, en 2010 se convirtió en el primer jugador en coleccionar diez campañas consecutivas de 200 hits desde su debut, entre 2006 y 2007 acumuló una seguidilla de 45 bases robadas consecutivas sin ser atrapado, en 2001 estableció record de la liga americana de más juegos con más de un hit al lograrlo en 135 compromisos, en 2004 estableció récord de la temporada con más juegos de cinco hits o más al hacerlo en cuatro ocasiones y finalmente, y para no extendernos mucho, está emptado con Ty Cobb en la marca de más seguidillas de 20 o más juegos conectando de hit, a la fecha, ha acumulado siete de dichas cadenas.



Lo que pasa desapercibido para la mayoría de los fanáticos, es lo hecho por Ichiro en su natal Japón. En solo nueve años de carrera allí, Suzuki dejó una huella similar a la que en carreras enteras dejaron Isao Harimoto, Shigeo Nagashima y Sadaharu Oh.

En 1992, con 18 años, Suzuki debutó con los Orix Blue Waves y en su primer desafío le bateó un jonrón a Hideo Nomo. En sus primeras dos campañas, Ichiro los pasó más que todo en la banca, viniendo como emergente, por tal razón sus números no fueron impresionantes.

Su primer gran año fue 1994. Con un nuevo manager al frente del Orix, Ichiro pudo disfrutar de más tiempo de juego y respondió con creces: jugó los 130 juegos de su equipo, ganó el MVP y estableció marca para una temporada con 210 hits, siendo el primero en rebasar la barrera de 200 inatrapables y marcando distancia de 56 hits con el segundo lugar. Dicho record fue superado después por Shogo Akiyama, pero en una campaña de 143 juegos. Por supuesto, su average de .385 fue el mejor de ambas ligas.

Desde entonces y hasta su retiro en Japón en 2000, Suzuki coleccionó siete campeonatos de bateo consecutivos, un récord que hasta ahora no ha sido amenazado y además igualó la marca para más coronas de bateo conseguidas por un jugador, una hazaña que Isao Harimoto logró en veintidós años.

A la campaña siguiente su porcentaje de bateo sufrió una baja de 43 puntos, pero eso bastó para ganar el título. Si su average perdió, su poder aumentó, y ese año lideró la liga en impulsadas con 80 y conectó 25 jonrones, quedando a solo tres cuadrangulares de ganar la Triple Corona. Adicionalmente, estuvo moviéndose mucho en el sendero de las bases y acumuló 49 estafadas ese año.

Al año posterior, ganó su tercer MVP, la corona de bateo y su equipo se coronó campeón de Japón derrotando a los legendarios Gigantes de Yomiuri.

En sus nueve años en su tierra natal, Ichiro ganó siete MVP, siete coronas de bateo, bateó 118 jonrones –cinco más de los que lleva en las mayores-. En 2000, su última campaña en Japón, Ichiro superó su propio récord, al dejar average de .387 y despedirse por todo lo alto.

Si en las Grandes Ligas Ichiro puede codearse con grandes de la talla de Ty Cobb y Pete Rose, en su natal Japón, su carrera está muy por encima del ídolo nacional, Shigeo Nagashima, sus números impresionan tanto como lo hacen los de los legendarios Sadaharu Oh e Isao Harimoto, números que estos consiguieron en un poco más del doble de años que Ichiro.

En definitiva, al estar ante Ichiro, no estamos ante una mera leyenda, sino a una doble leyenda. Profeta en tierra ajena y propia. Un grande; para él, nuestros respetos y sincera admiración.  




Si el artículo te gustó, compártelo en facebook, dale tweet en twitter, recomiéndalo en Google+ y si te interesa recibir más publicaciones similares, suscríbete al blog. Yo estaría eternamente agradecido. Por Alex Ulacio

0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Google+ Followers

Pos. Liga Americana

Seguidores

Siguenos por email

Nuestro Facebook

Páginas vistas en total

About Me

Mi foto
Alex Ulacio
Venezolano con la rara combinacion de ser larense, pero Magallanero.. adicto al béisbol y la literatura, busco la manera de combinar ambos, pero sin que alguno de ellos pierda su esencia...
Ver todo mi perfil

Nuestros tweets