Google+ Badge

Pos. Liga Nacional

Con la tecnología de Blogger.

Siguenos

Bateo Americana

Bateo Nacional

Efectividad Americana

Efectividad Nacional

Jonrones Americana

Jonrones Nacional

Ponches Americana

Ponches Nacional

martes, 17 de junio de 2014

Las mejores labores de relevo de la historia



Krimbell, uno de los mejores
relevistas de la actualidad

Es algo que todos sabemos, ahora más que nunca en la historia del béisbol, el bullpen está más especializado y su papel en la victoria durante un encuentro es con frecuencia más importante que la labor de los abridores. Al principio del béisbol, se esperaba de los lanzadores que sacaran los nueve innings. Posteriormente se comenzó a usar a los relevistas con más frecuencia cuando se notaba al lanzador cansado para preservar una ventaja.


No fue sino hasta la década de los 50 y 60, en gran medida al éxito de Hoyt Wilhelm, que el papel del bullpen comenzó a tener un poco más de protagonismo, siendo hasta la década pasada que aperecieron los especialistas de bullpen: relevista largo, relevista de un inning, especialista de zurdos, especialista de derechos, preparador, setup y cerrador. Quiere decir que el papel de un relevista ahora es cubrir en el común de los casos, el espacio de un inning, a veces solo un tercio. Por eso, labores heroicas de relevo en las que un lanzador completaba hasta 5 innings son casi que imposibles. Es importante entonces echarle un vistazo a las mejores labores de relevo de todos los tiempos.  


El relevo más largo.

Zip Zabel
El 17 de junio de 1915 en juego entre los Chicago Cubs y Robins de Brooklyn en la ciudad de los vientos, el abridor por los oseznos fue Hurler Humphries cedió un carrera y fue golpeado por una línea en la uña derecha, lesionándolo y obligándolo a salir del juego con dos en base y dos outs, fue relevado entonces por George Washington “Zip” Zabel, quien entró sin ni siquiera calentar, apenas entró un corredor fue sorprendido para terminar con el inning. Zabel continuó con su excelente labor y llegó al octavo con ventaja de 2-1, pero permitió una carrera de los de Brooklyn y el juego se fue a extrainning. En la alta del inning 15 caminó intencionalmente a Casey Stangel quien terminó anotando la tercera de Brooklyn. En la baja de esa entrada cuando la victoria de los Robins solo faltaba ser asegurada, Vic Saier empató el juego con jonrón solitario. El juego solo terminó en el inning 19 por error de la defensa de Brooklyn, de esa manera Zip Zabel completó la labor de relevo más larga en la historia con 18 innings y un tercio, permitió 9 hits y dos carreras. ¿Y el abridor de Brooklyn? Ahhh… el lanzó completo.


El no hitter que comenzó el Babe

Ernie Shore

El 23 de junio de 1917, los Red Sox se enfrentan a los Senadores de Washington. Por los patirrojos abre su pitcher estrella, George Herman Ruth, quien camina al primer  bateador del encuentro, pero disconforme con las decisiones del umpire principal Brick Owens, reclama airadamente es expulsado sin siquiera completar un tercio de inning. Ernie Shore entró en relevo de Ruth y el corredor en base fue puesto out en intento de robo y Shore retiró en fila a los 26 bateadores que enfrentó y aunque no fue juego perfecto para Shore, en sin duda la mejor actuación en relevo de todos los tiempos.









Buen relevo no siempre asegura la victoria.

El 31 de agosto de 1955 en Cleveland se enfrentan Indios y Orioles. Por los oropéndolas abre Bill   lanzó ocho innings sin hit pero su equipo no pudo proveerle de su victoria.
Wight y Herb Score por los indios. En la primera entrada Wight dio dos boletos, permitió cinco hits y cinco carreras sin poder sacar un solo out, es relevado por Hal Brown, un pitcher que era usado tanto como relevista como abridor y su entrada cortó por completo la inspiración de la tribu, la cual fue incapaz de dar un solo hit, su bola de nudillos y slider dejaron impotentes por completos a bateadores de Bob Avila y Ralph Kiner, ponchó a 10 y 5 boletos a pesar de ser uno de los pitchers más controlados de todos los tiempos (en 1963 caminó solo 8 en 141 innings), pero su contraparte ponchó a 13 y los Indios terminaron ganando 5-1, Brown



Cy Young también salvó.

Todos sabemos las marcas de Young, uno de los grandes lanzadores de todos los tiempos y aunque fue primordialmente abridor, también tuvo una de las actuaciones de relevo más impresionantes de la historia. El 30 de abril de 1904, los Red Sox se enfrentaban a los Senadores. George Winters abrió por los Red Sox y estos ganaban 3-0 al final del segundo inning pero en el tercero concedió tres hits y una carrera cuando fue removido para traer a Young con dos en base sin outs. Young retiró los tres outs en fila, labor que repitió en los seis innings siguiente en una labor de relevo de siete innings perfectos y en su siguiente labor lanzaría juego perfecto, estableciendo un récord de 25.1 innings sin permitir hits.  







El gran Alexander

Groover Cleveland Alexander en su temporada de novato con los Phillies ganó 28 juegos en 1911,
pero el 13 de mayo de ese año 1911, tuvo una actuación de relevo espectacular. En la novena, con el juego empatado a 4 frente a los Rojos, entró a relevar al abridor George Chalmers y terminó lanzando 8 innings sin permitir hits ni carreras, concedió solo dos boletos pero nadie le llegó a segunda, en el inning 16 Pat Moran dejó en el terreno a los de Cincinnati, cuyo abridor Frank Smith lanzó completo.








Haciendo leña del arbol caído

El mismo día de la labor de relevo de Alexander, se dio otra igual de impresionante. En juego entre Cardenales y Gigantes, estos ganaban 13 por 0 en el mismo primer inning, cuando el manager John McGraw no queriendo sobreusar a Christy Mathewson, trajo a Rube Marquad, quien relevó por espacio de ocho entradas y aunque permitió cinco carreras y concedió 12 hits, ponchó a 14, lo cual era marca para relevistas en ese momento.

El Gran Tren también relevaba.

Walter Johnson, considerado por muchos el mejor lanzador de la historia, forjó su legado como abridor, sin embargo el 24 de julio de 1913 ponchó a la mayor cantidad en su carrera en un juego: 15, paradójicamente en labor de relevo, récord de ponches para un relevista; curiosamente, Johnson lanzó dos juegos de 18 innings sin alcanzar tal cifra. Ese día Johnson lanzó 11 y un tercio en victoria sobre los Saint Louis Browns, pero su mejor actuación como relevista fue el 5 de julio de 1912 contra los Yankees, cuando entró en el cuarto con un out y dos  en base, quienes anotaron por errores de la defensiva. Johnson terminó lanzando doce innings y dos tercios en juego que los Senadores ganaron 6-5, cedió cuatro hits, caminó a 3, golpeó a 1 y sorprendentemente solo ponchó a 5.




Relevo maratónico a la fuerza

No todas las largas actuaciones de relevo han sido brillantes, algunas no tuvieron en realidad ningún brillo, siendo ese el caso el del 10 de julio de 1932 cuando Indios y Atléticos se enfrentaron y los últimos se encontraban con pocos brazos en el bullpen. Eddie Rommel lanzó 17 innings de relevo por los A’s y permitió 29 hits con 14 carreras, debido a que después de él no había más nadie, con él debían morir, y aun así Rommel ganó el juego pues el relevista de los Indios, Wes Farrel lanzó 11 y un tercio, permitió doce hits y ocho carreras y los A’s ganaron 18-17 en 18 innings.

Más ceros desde el bullpen

La actuación más larga de un relevista sin permitir carreras ocurrió el 17 de mayo de 1927. Los Bravos de Boston se enfrentaban a los Cubs y en el octavo, con juego empatado a 3, entró por los Cubs Bob Osborn quien terminó lanzando 14 innings, tolerando solo 6 imparables y concediendo dos boletos pero no permitió carreras en juego que los Cubs ganaron en el inning 22 con hit de Charlie Grimm. El abridor de los Bravos lanzó los 22 innings y perdió. 



Un empate memorable

El 6 de agosto de 1959, los Baltimore Orioles recibían en su casa a los Chicago White Sox. Billy Pierce de los patiblancos enfrentaba a Billy O’Dell de los Orioles. Con el juego empatado a una en la novena, Hoyt Wilhelm entró a relevar. Su bola de nudillos trabajó a la perfección aquella noche, en la mejor labor de relevo de las Grandes Ligas posterior a 1950.  Wilhelm fue clave en el cambio de enfoque que sobre el bullpen se tenía en tiempos pasados y fueron  labores como la de ese día que hicieron eso posible.  Tras 8 y dos tercios de labor Hoyt finalmente permitió un hit, al inning siguiente permitió el segundo, caminó intencionalmente a uno, luego vino passed ball pero Wilhelm sacó el último out. A medianoche el juego fue declarado empate luego de 18 innings.

Estas han sido solo algunas de las mejores actuaciones de relevo en la historia.


Si el artículo te gustó, compártelo en facebook, dale tweet en twitter, recomiéndalo en Google+ y si te interesa recibir más publicaciones similares, suscríbete al blog. Yo estaría eternamente agradecido. Por Alex Ulacio

0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Google+ Followers

Pos. Liga Americana

Seguidores

Siguenos por email

Nuestro Facebook

Páginas vistas en total

About Me

Mi foto
Alex Ulacio
Venezolano con la rara combinacion de ser larense, pero Magallanero.. adicto al béisbol y la literatura, busco la manera de combinar ambos, pero sin que alguno de ellos pierda su esencia...
Ver todo mi perfil

Nuestros tweets