Google+ Badge

Pos. Liga Nacional

Con la tecnología de Blogger.

Siguenos

Bateo Americana

Bateo Nacional

Efectividad Americana

Efectividad Nacional

Jonrones Americana

Jonrones Nacional

Ponches Americana

Ponches Nacional

jueves, 16 de agosto de 2012

Babe Ruth, el rey del béisbol (parte 2)


En su temporada de estreno con los Yankees, 1920, Ruth sorprendió a todo el mundo del béisbol, haciendo lo que hasta entonces se consideraba imposible: bateó la impresionante cantidad de 54 jonrones, una marca que aun hoy día es difícil de igualar. Hoy cuando un slugger alcanza los 50 jonrones, aun la gente queda con la boca abierta, imaginémonos entonces lo sorprendidos que estaban las personas de aquella época, cuando nadie había alcanzado siquiera los 30 jonrones, y lo mas cerca habían sido justamente los 29 de Ruth el año pasado. Ese año además dejó average de 376 y dejó slugging de 847, récord de las grandes ligas hasta el 2001. Solo los Phillies en conjunto dieron mas jonrones que Babe Ruth ese año.



En 1921 Ruth tuvo la mejor actuación de su carrera. Bateó 59 jonrones, bateó 378 y su slugging fue de 846 y ayudó a los Yankees a ganar su primera Liga Americana y a los 26 años se convirtió en, en aquel entonces, el jugador con la mayor cantidad de jonrones en la historia de las mayores, al superar el récord de 138 jonrones de Roger Connor, desde entonces, todos los números de jonrones fueron escritos por Babe Ruth, quien sin duda alguna es el rey del jonrón, el hombre que introdujo el jonrón y el poder como el estilo predominante del juego, es cierto, después sus cifras han sido superadas, pero fue el, quien le dio al jonrón, la preponderancia que hoy tiene y es que no solo sacaba la bola con frecuencia, sino la distancia que la bola recorría: la gran mayoría de sus jonrones alcanzaban los 400 y 500 pies de distancia. Y en realidad, Mickey Mantle no tiene el jonrón mas largo de la historia, lo tiene Ruth: un batazo conectado el 18 de Julio de 1921, y fue un batazo que salio por todo el centerfield, por encima de la pared del estadio y calló en la calle, recorriendo la distancia de 575 pies, que es lo mismo 175 metros.

La temporada del 21 para Ruth es la mejor para cualquier jugador en la historia del béisbol y pudieron haber sido mas impresionantes si Ruth hubiese jugado bajo las reglas y estilos modernos, ya que en aquel tiempo la distancia por el centerfield solian ser demasiado largas, llegando a rozar los quinientos pies, además, en el leftfield de Polo Grounds había un aviso colgante que interceptaba muchos jonrones convirtiéndolos en dobles. Alguien hizo el cálculo, y de no haber existido esos obstáculos, Babe Ruth habría bateado 104 jonrones. De todas maneras el Bambino estableció récords para una temporada de bases alcanzadas 457, extra bases 119 y veces embasado de 379.

Los Yankees tenian grandes expectativas cuando enfrentaron a los Gigantes de Nueva York en 1921 en la Serie Mundial y en efecto, ganaron los dos primeros juegos con Ruth en el line up, pero en ese mismo juego Ruth se lesiono el codo mientras se robaba la tercera base. El trainer del equipo le dijo que no debía jugar mas en la Serie, pero aun asi jugo los juegos tres, cuatro y cinco, en el cual se lesiono la rodilla, luego salió como emergente en el juego 8, pero su rendimiento había disminuido y los Yankees perdieron la Serie.  Termino esa serie con 316, cinco impulsadas y su primer jonrón en las Series Mundiales. Luego de la serie, Ruth fue suspendido por seis semanas por haber jugado juegos de exhibición en el descanso de invierno.

Cinco días después que regreso de su suspensión, Ruth fue expulsado de un juego por haberle lanzado tierra a un árbitro y luego, en una actitud que recordó lo hecho por Ty Cobb años antes, Ruth se subió a las gradas para discutir con un aficionado que le gritaba cosas. En su temporada acortada de 1922, Ruth apareció en 110 juegos, bateo 315, 35 jonrones y 99 impulsadas. Aun asi de su pobre desempeño, los Yankees fueron a la Serie Mundial contra los Gigantes de nuevo, y en la serie el manager John McGraw le ordenó a sus lanzadores a lanzarle a Ruth solo curvas y el bambino solo pudo dar dos hits y los Yankees fueron barridos nuevamente y pensaban en cambiar a Ruth.

En 1923 los Yankees estrenaron casa, el Yankee Stadium, la casa que ayudó a construir Babe Ruth, quien fue el que conectó el primer jonrón en ese estadio, en juego frente a los Red Sox. Ruth termino la temporada de 1923 estableciendo marca personal y un record para los Yankees , al batear 393, quedando a diez puntos del líder de la Liga, también bateó 41 jonrones

Ruth en su año de estreno en Nueva York
Por tercera vez consecutiva los Yankees y Gigantes se enfrentaron en la Serie Mundial, y esta vez Ruth sí fue Ruth, bateó 368, recibió ocho boletos, anotó 8, bateó tres jonrones y su slugging fue de 1000 y los Yankees ganaron la primera de sus 27 Series Mundiales.
Ruth por poco gana la Triple Corona en 1924, bateó 378 y ganó el campeonato de bateo, ganó el departamento de jonrones con 46 y 121 impulsadas a ocho del líder Goose Goslin y su porcentaje de embasado fue de 513, por cuarta vez en cinco años, su OBP estuvo por encima de 500. Sin embargo los Yankees se quedaron cortos y no pudieron ir a la Serie Mundial.

En 1925 Ruth tuvo una enfermedad extraña que fue llamada “El dolor de barriga que se oyó en el mundo entero”. Alguien sugirió que la enfermedad de Ruth era causada por hartarse de perros calientes y refrescos antes de los juegos. Una enfermedad venérea o borrachera también fue especulados como la causa de la enfermedad. Sin embargo, nunca se ha sabido con certeza que tenía Ruth en realidad. Su temporada se vio cortada a solo 98 juegos y termino con apenas 290 de average y 25 jonrones y los Yankees, la viva prueba de que marchaban como marchaba Ruth, terminaron en el sexto lugar.

Pero al año siguiente el sultán del swing estaba de nuevo en perfectas condiciones y termino la temporada con 372 de average, 47 jonrones y 146 impulsadas, alcanzaron la Serie Mundial, pero fueron derrotados ese año por los Cardenales de Rogers Hornsby en siete juegos. En el juego 4, bateó tres jonrones, convirtiéndose en el primer jugador en alcanzar dicha hazaña en una Serie Mundial.

Ruth tuvo una gran actuación ofensiva, pero es recordado por un error en el corrido de bases que pudo le costó la Serie Mundial a los Yankees. A pesar de lo que se podía pensar al ver sus fotografías y de lo que pensaba Sandy Koufax, Ruth tenía reputación de ser un buen corredor, aunque uno muy imprudente, sobreagresivo, que termino con 123 bases robadas, incluyendo diez robos de home. Pero en el juego siete de la Serie, con el marcador 3-2 a favor de los Cardenales y dos outs, Ruth salió al robo de la segunda y lo hicieron out, terminando asi el juego y siendo la única vez que el último out de una Serie Mundial fue un out robando.


Los Yankees del 27 y los 60 jonrones

Los Yankees de 1927 son reconocidos por ser uno de los mejores equipos en toda la historia del béisbol y Babe Ruth fue uno de sus pilares. Ese año ganaron 110 juegos, una marca para la Liga Americana que permaneció hasta 1954 cuando fue rota por los Indios de Cleveland, pero ese año los Yankees ganaron el Campeonato de la Liga Americana con diferencia de 19 juegos y barrieron a los Piratas de Pittsburgh en la Serie Mundial.

Con el campeonato prácticamente asegurado, la atención de los Estados Unidos se centro en la carrera que llevaba Ruth por romper su propia marca de 59 jonrones, a pesar de que a inicios de la temporada, el mismo aseguro que no quebraría su propio récord ya que para ello debió haber empezado temprano y que los pitchers le lanzaran buenos lanzamientos, algo que ya no pasaba. El récord de Ruth también era amenazado por Lou Gerigh, pero al final Ruth lo alcanzó y lo dejó atrás. Gehrig, quien teminaria con 47, ya que en el mes de Septiembre Ruth sacó 17 jonrones, incluyendo el del 30 de septiembre, que fue su numero 60. Ruth estaba eufórico y gritaba: “60, 60 jonrones, cuéntenlos, veamos que hijos de putas empataran eso”. Años después, Ruth le daría algo de crédito a Gehrig:

“Los pitchers comenzaron a darme mejores pitcheos, porque si me daban boleto, tendría que enfrentar a Lou”

Ademas de los 60 jonrones, Ruth bateó para 356, impulse 164 y dejo 772 de slugging.  

Babe Ruth reconocio que sin la proteccion en la alineacion
de Lou Gehrig, el no habría alcanzado los 60 jontones

  
Post-1927

1928 comenzó bien para los Yankees, quienes lideraban la Liga Americana por 13 juegos en julio. Pero pronto los Yankees se llenaron de lesiones, pitcheo errático y constantes errores en la defensiva, lo cual permitió a los Atléticos de Filadelfia alcanzarlos a inicio de Septiembre. Pero mas tarde, en ese mismo mes, en una serie de tres juegos, entre ambos equipos, los Yankees barrieron a los Elefantes Blancos.

El desempeño de Ruth ese año era un reflejo del equipo en general, prueba otra vez de que los Yankees marchaban como marchaba Ruth. Para el primero de agosto de ese año, Ruth tenía cuarenta y dos jonrones, mas de los que tenía en esa misma fecha del año anterior, pero se lesiono su tobillo y solo pudo dar doce jonrones mas en el resto de la temporada, terminando con 54, siendo la última vez que alcanzaría al menos 50 jonrones,.
Ese año, los Yankees se enfrentaron nuevamente con los Cardenales de San Luis, quienes ya no contaban con Rogers Hornsby. Ruth bateó para 625, el segundo average mas alto en la historia de las Series, incluyendo otro juego de tres jonrones. Gehrig bateó para 545 y los Yankees demolieron a los Cardenales en cuatro juegos.

Gehrig y Ruth fueron los iniciadores de la dinastía Yankee.



Años finales


En 1929, por primera vez en cuatro años, los Yankees quedaron fuera de la carrera por la Serie Mundial. A pesar de la caída de los Yankees, Ruth termino como líder de hontones de la Liga por tres años consecutivos más.

En 1930, por primera vez en nueve años, Ruth fue llamado a abrir un juego y lanzó un juego completo.

Ruth nunca olvido ni menosprecio su labor como pitcher, de hecho en una ocasión declaró:

“En cuanto dejé de pitchar, siento una extraña relación con la lomita, como si hubiese nacido allí. Pitchar simplemente se sentía la cosa mas natural del mundo. Ponchar era tan fácil”
En 1929 los Yankees se convirtieron en el primer equipo en usar números en el reverso del uniforme. Como Ruth era tercero en el orden al bate, se le asignó el número 3, el cual fue retirado de los Yankees el 13 de junio de 1948. Sin embargo, desde el retiro de Ruth hasta entonces otros lo usaron: entre 1935 y 1942: George Selkrik; 1943-1945: Arthur Bud Metheny; 1946: Joseph Bockman y Cyrill Weatherly; 1947: Alfred Clark y Frank Colman; 1948: Clifford Mapes.

En 1930, un reportero le pregunto a Ruth, que pensaba el de que su sueldo fuera mas alto que el del presidente de los Estados Unidos y el respondió: “Tuve una mejor temporada que el”. Otros dicen que la respuesta verdadera de Ruth fue: “¿Cuántos jonrones bateó el el año pasado?”

En 1932, Ruth bateó 341 con 41 jonrones y 137 impulsadas y los Yankees fueron a la Serie Mundial contra los Cachorros de Chicago, barriéndolos en cuarto juegos. Fue en esa Serie Mundial, en el tercer juego, en que nació la leyenda del jonrón anunciado de Babe Ruth. Mientras bateaba, Ruth supuestamente gesticuló hacia el lado mas profundo del Wrigley Field, por el centro, prediciendo un jonrón y al siguiente lanzamiento Ruth soltó un batazo que volo por todo el centro, saliendo hasta la calle, siendo medido en 500 pies de distancia, una cantidad sorprendente para cualquier bateador, pero mas para Ruth, quien contaba con 37 años ya en ese momento.

Pintura representativa del famoso Jonron que Ruth no anunció


Para explicar la asombrosa coincidencia, han surgido dos argumentos, uno dice que Ruth señalo al pitcher, indicándole que le quedaba un strike en la cuenta y otro dice que  Ruth grito al lanzador abridor del juego siguiente, quien lo estaba insultando, señalándole que se callara, que el estaría mañana allí (lo dijo señalando la lomita). Luego se le pregunto a Ruth sobre la veracidad de tal hecho y el dijo:

“Desde luego que no anuncie ningún jonrón, pero la historia era muy buena y en ese momento no me atrevía a negarla”

En 1933 Ruth fue de nuevo productivo, bateó 301 con 34 jonrones y 103 impulsadas y 114 boletos, fue elegido para el primer Juego de las Estrellas y bateó el primer jonrón en su historia, un jonrón de dos carreras que ayudo a la victoria de la Americana sobre la Nacional. Ese mismo año lanzo otro juego completo, siendo esta su última vez lanzando. Con los Yankees, Ruth dejo marca de 5-0 en cinco aperturas y sus totales finales fueron de 94-46.

En 1934, Ruth dejó average de 288, 22 jonrones y fue al Juego de las Estrellas. El 30 de septiembre de ese año, Ruth jugó su último juego en Yankee Stadium y se fue de 3-0 en frente a 2500 fanáticos que presenciaron el juego. Ese mismo año Ruth alcanzó los 700 jonrones.

Luego de la temporada Ruth formo parte de un grupo de 14 jugadores entre los cuales se contaban Jimmie Foxx, Lefty Gomez, Earl Averill, Charlie Gehringer y Lou Gehrig, que fueron a una gira a Japón, donde el Bambino era muy popular. El impacto de la visita de Ruth a Japón fue tan grande que en 1936 se fundó la Liga Japonesa de Béisbol Profesional.


Retorno a Boston
En 1935 Ruth vistió el tercer y último uniforme de
su carrera: los Bravos de Boston

En 1935, Ruth sabía que le quedaba poco en el tanque. Desde el fondo de su corazón, Ruth quería dirigir a sus Yankees, pero el dueño de los Yankees no quería remover a McCarthy, su actual manager. En 1934, el propietario de los Yankees le ofreció a Ruth la oportunidad de dirigir el equipo de las menores de los Yankees, pero la esposa de Ruth, Claire Merritt Hodgson le aconsejó rechazar la oferta.

Después de 1934, el legendario mánager Connie Mack considero seriamente renunciar como manager y darle el puesto a Ruth pero después desistió pensando que la esposa de Ruth se la pasaría viajando con el equipo. Ruth también tuvo negociaciones para dirigir los Tigres, equipo en el que su eterno rival, Ty Cobb, hizo historia, pero faltó a unas de las reuniones y la oferta fue retirada. Mientras tanto, el dueño de los Yankees también negociaba con otros equipos para ver quien tomaba a Ruth, ya sea como jugador o como manager.

Finalmente los Bravos de Boston tomaron a Ruth. Aunque los Bravos había tenido equipos competitivos en los últimos años, el propietario del equipo se estaba ahogando en deudas y no podía pagar la renta del Braves Field, y pensó que Ruth era lo que los Bravos necesitaban dentro y fuera del terreno.

Luego de una serie de llamadas, reuniones y cartas, los Yankees cambiaron a Ruth a los Bravos el 26 de febrero de 1935. Fue anunciado que Ruth llegaría como jugador y vice-presidente del equipo, a quien se le consultaría sobre todas las transacciones del club, también el dueño de los Bravos le prometio a Ruth convertirse en co-propietario del equipo y futuro manager.

En medio de mucha fanfarria mediática, Ruth jugo su primer juego como local en Boston luego de 16 años. Ruth despertó el interés de la ciudad por los Bravos, equipo que había quedado relegado a un segundo plano con el ascenso de los Red Sox, y por primera vez desde la asombrosa victoria en la Serie Mundial de 1914, los Braves fueron el centro de atención de la ciudad entera, aunque la atracción principal era en realidad Babe Ruth.

Ruth poco pudo hacer para salvar a los Bravos, quienes para el 20 de mayo tenian record de 7-17 y el Bambino paso la mayor parte del tiempo en la banca. Sus condiciones se habían deteriorado demasiado y tan solo podía trotar por las bases, su fildeo era mas que pobre, al punto que tres de los pitchers de los Bravos amenazaron no lanzar mas si Ruth era puesto en la alineación. El bambino también estaba molesto porque el manager de los Bravos ignoraba sus consejos de dirección, y este acuso  Ruth de interferir en su tarea disciplinaria de los jugadores. Pronto el Bambino descubriría el engalño y que su nombramiento como vice-presidente del equipo y asistente del manager no era mas que una farsa al igual que la promesa de Fuchs (propietario de los Braves) de compartir con el las acciones del equipo, y que hasta esperaba que el Bambino invirtiera su dinero en el club.


El ultimo chispazo

Así como las velas que arden fuertemente antes de apagarse, así debía despedirse Ruth. Relegado a la banca, incapaz ya de correr, ignorado por los directivos, por el manager, engañado en su contrato, el Bambino sabía que su final estaba cerca, pero, como suelen hacer los grandes, Ruth debía retirarse a lo grande:

El 25 de mayo de 1935, en Forbes Field, contra los Piratas, Ruth se fue de 4-4 con seis impulsadas con 3 jonrones. Cuando todos pensaba que el Bambino no daba mas, este se despide dando tres jonrones en un mismo juego: sus tres últimos en las Grandes Ligas y no solo eso, a pesar de sus 40 años, de su sobrepeso, de sus cualidades disminuidas, el Bambino pudo batear una pelota que pasó por encima del techo del estadio, siendo el mas largo en la historia de ese parque. El bambino dio su último chispazo antes de su definitivo apagar.

Cinco días después, en Filadelfia, Ruth se poncho en el primer inning y luego se lesionó la rodilla en el mismo inning y dejó el juego. Días más tarde, en Nueva York, donde se encontraban los Bravos para una serie contra los Gigantes, Ruth convocó un grupo de reporteros a su locker y anunció su retiro.

El quería retirarse ya el doce de mayo, pero el dueño de los Bravos lo convenció de retirarse una vez que ya hubiese jugado en todos los parques de la Liga Nacional y justamente el último era Nueva York.

Nuevamente Ruth probó que sus equipos marchaban al ritmo al cual iba él: ese año el bateó para 181 con seis jonrones en 72 apariciones al bate, mientras que los Bravos terminaron con 38-115, la cuarta peor marca para equipo alguno en la historia de las Grandes Ligas.


Vida personal del Bambino

Ruth con su hija Dorothy

El matrimonio de Ruth con Helen Woodford, terminó en 1926, debido a las innumerables infidelidades de el. Helen murió en un incendio en 1929. Con ella el tuvo una hija adoptada, de nombre Dorothy. Esta niña mas tarde argumento que ella era hija biológica de Ruth, y que su madre era una aventura del Bambino, una muchacha llamada Juanita Jennings y que para evitar escándalos, se dijo que ella era adoptada. Dorothy murió en 1989.

Ruth adoptó también a Julia Hodgson, cuando el se caso con su madre, la actriz Claire Merrit Hodgson, quien fue su compañera hasta el fin de sus días. 

Sin intención alguna, sus hijas fueron la causa de que Babe Ruth y Lou Gehrig no se hablaran por varios años. En 1932, la madre de Gehrig dijo en una conversación privada, que era una vergüenza que Claire no vistiera a Dorothy tan lindamente como vestía a su propia hija, cuando esto llego a los oídos de Ruth, este fue hasta donde estaba Gehrig y le dijo que le dijera a su madre “que no se meta en lo que no le importa” y Gehrig se considero ofendido por el tratamiento dado por Ruth hacia su madre. Se sabe que a raíz de este incidente, Ruth y Gehrig no se hablaron hasta el día en que Gehrig se retiró y Ruth le dio el famoso “abrazo de oso” en 1939.

El famoso "abrazo de oso"


Claire fue sin duda, el amor de la vida de Ruth, ya que a ella nunca le fue infiel y ella lo ayudo a dejar la parranda, el tabaco y la bebida y lo acompañó hasta su último respiro.

Ruth, Claire y una de sus hijas


En cuanto a su personalidad, Ruth era un hombre algo temperamental. Cuando Ruth era un niño, era rebelde, se escapaba de la escuela y a veces era encontrado bebiendo o mascando tabaco. Algunas de sus actitudes permanecieron una vez se hizo adulto. Era frecuente que Ruth peleara con managers, dueños, umpires y compañeros de equipos. Sin embargo, y contrario a su contra parte Ty Cobb, Ruth era un espectáculo, un hombre carismático del cual nunca se cansaron ni los medios de comunicación ni los aficionados. Sus propios compañeros de equipo decían que era una persona de noble corazón a pesar de sus arranques de ira esporádica.

Ruth a menudo visitaba hospitales y orfanatos, haciendo obras de caridad y dando generosas sumas de dinero en donaciones a cualquier obra benéfica, especialmente a niños, los huérfanos y enfermos terminales y siempre firmaba todos los autógrafos que podía.

Ruth visitando un hospital de niños
Ruth con unos niños despues de un juego


Su actitud amigable para con los medios, fanáticos y niños, especialmente lo convirtieron en una celebridad y desplazó paulatinamente la figura del héroe solitario y asceta que predicaba Ty Cobb, con quien siempre tuvo una rivalidad ardiente, de la cual pueden encontrar mas datos aquí. Aun así la rivalidad se quedaba en el campo, fuera de el, ellos se 
respetaban mutuamente.

Creo que lo que ayudó a consolidar la figura de Babe Ruth como un ídolo era la manera de como trataba a los niños. Su nieta y muchos de sus compañeros de equipo aseguraron que el Babe siempre tenía tiempo para los niños. Les firmaba autógrafos, les dedicaba jonrones, le compraba helados, se sentaba con ellos a las afueras de los estadios para conversar, y también jugaba con ellos. Hoy dia es imposible si quiera imaginar que uno de los jugadores estrellas jugaría con los niños luego de un juego, pero Babe Ruth lo hacía.

Gestos como este hicieron a Ruth el Rey indiscutido de este deporte


Uno de sus gestos mas hermosos era que siempre visitaba los hospitales de niños, los cargaba, los acariciaba, les daba ánimos, hablaba con ellos, y siempre se molestaba cuando un reportero o un fotógrafo de algún periódico llegaba a donde estaba el, porque decía que no quería hacer alarde de sus contribuciones, ya que siempre donaba mucho dinero a la caridad, y al morir dejo una parte de su fortuna al bienestar infantil.

Ruth cultivo amistad con gente de todos los medios, visitó países difundiendo el béisbol y siempre dio el todo por el todo por este deporte. Tan grande era su agradecimiento al béisbol, que dijo que le salvó la vida:

“Si no hubiese sido por el béisbol yo habría terminado en la cárcel o en el cementerio”

Por eso, no es extraño que una vez haya dicho, que el béisbol es el deporte más grande del mundo, el verdadero y único deporte sobre la tierra.
Es verdad que sus números fueron sobrepasados, pero su figura nunca ha sido igualada, el cambio el béisbol, lo hizo lo que es, construyó sobre sus hombros la dinastía más grande del deporte y me ha inspirado, así como a otros, a querer trabajar por su sueño:

“Yo no seré feliz hasta que vea a cada niño en América, entre las edades de seis y dieciséis años, usando un guante y manejando un bate”

Sin duda alguna, Babe Ruth fue, es y seguirá siendo, el primer y único rey de este deporte.

.... Y sigue siendo el rey


Hasta la próxima

Si el artículo te gustó, compártelo en facebook, dale tweet en twitter, recomiéndalo en Google+ y si te interesa recibir más publicaciones similares, suscríbete al blog. Yo  estaría eternamente agradecido. 

 Por Alex Ulacio

0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Google+ Followers

Pos. Liga Americana

Seguidores

Siguenos por email

Nuestro Facebook

Páginas vistas en total

About Me

Mi foto
Alex Ulacio
Venezolano con la rara combinacion de ser larense, pero Magallanero.. adicto al béisbol y la literatura, busco la manera de combinar ambos, pero sin que alguno de ellos pierda su esencia...
Ver todo mi perfil

Nuestros tweets