Google+ Badge

Pos. Liga Nacional

Con la tecnología de Blogger.

Siguenos

Bateo Americana

Bateo Nacional

Efectividad Americana

Efectividad Nacional

Jonrones Americana

Jonrones Nacional

Ponches Americana

Ponches Nacional

viernes, 5 de octubre de 2012

La hazaña de Miguel Cabrera: su verdadera dimension


Finalmente y luego de 45 años, un bateador pudo ganar de nuevo una Triple Corona en el béisbol de las Grandes Ligas. Semejante honor le corresponde a uno de Venezuela, Miguel Cabrera, quien lo consiguió en este 2012 luego de terminar la temporada con los siguientes números: .330 de porcentaje de bateo, 44 jonrones y 139 carreras impulsadas, convirtiéndose en el primer latinoamericano, y por ende también, primer venezolano en ganar una Triple Corona de Bateo.


A pesar del poco grado de simpatía que me genera Miguel Cabrera y de que soy de los que piensan que el patriotismo extremo no debe incluirse a la hora del debate beisbolístico, reconozco la magnitud de la hazaña lograda por el maracayero, y solo hay que ser un amargado egoísta para no darle los méritos que él merece, que de seguro se verán recompensados con el otorgamiento del premio Más Valioso, a mediados del mes de noviembre.

Este logro de Miguel es sin duda alguna, el logro personal más grande que deportista alguno en la historia del país ha conseguido, incluso más que una medalla de oro olímpica, logro que consiguen cientos de atletas cada cuatro años, más que un simple hat trick futbolístico y más que un Gran Premio de Fórmula Uno.

Rogers Hornsby gano dos Triples Coronas
Este año 2012 fue especial sin duda alguna para Venezuela: no hit no run de Johan Santana, juego perfecto de Félix Hernández, retiro de Omar Vizquel y la Triple Corona de Miguel Cabrera. Los dos logros más grandes son sin duda el perfecto de Félix Hernández (solo otros 21 lanzadores lo han logrado) y la Triple Corona de Cabrera, quien es apenas el décimo tercer humano en conseguir tan hazaña en el mejor béisbol del mundo. Por eso es triste ver como a los venezolanos les importa cada día menos el béisbol, el deporte que le da sus mas grandes glorias y hazañas y en cambio se van en pos de un deporte que solo nos ha dado nada y veneran a los equipos extranjeros donde ningún venezolano se destaca, de todas maneras ese no es el tema de esta nota, nos centraremos por el contrario en destacar por qué la Triple Corona de Miguel Cabrera es sin duda alguna el logro deportivo más grande de deportista alguno en el planeta en los últimos cuarenta años, declaro esto a riesgo de que me llamen exagerado: los logros de Michael Jordan fueron colectivos, los logros individuales de Lance Armstrong, están manchados por su uso de esteroides.


Primero, ¿Qué es la Triple Corona de Bateo?

La Triple Corona de Bateo es el logro más grande que bateador alguno puede alcanzar, es el reconocimiento a su habilidad para poner la bola en juego y para traer carreras, porque para ganarla es necesario ganar los departamentos de Bateo, de carreras impulsadas y de jonrones, lo cual es difícil considerando que por ejemplo los bateadores especializados en sacar la bola del parque, por lo general son bateadores de promedios bajos.

Tip O'Neil, primer ganador de la Triple Corona
Desde el nacimiento de la primera liga grande en 1876 y hasta 1967 hubo 13 ganadores de la triple corona, y desde entonces hasta ahora, ninguno lo había hecho, hasta Miguel Cabrera.

De esos 13 anteriores ganadores de la Triple Corona, solo uno no está en el Salón de la Fama: Tip O’Neil, quien lo hizo en la extinta American Association, en el año 1887, con números de .435 de average, 123 impulsadas y tan solo 14 jonrones.
El primero en lograrlo en las actuales Ligas Mayores fue Hugh Duffy, de los Bravos de Boston, de la Liga Nacional, en 1894, con los siguientes números .440 de promedio ofensivo, 18 jonrones y 145 impulsadas.

En la Liga Nacional, aparte de Duffy, solo otros tres han ganado la Triple Corona: el “Rajá” Rogers Hornsby, quien es uno de dos hombres en ganarla dos veces, junto a Ted Williams, la ganó por primera vez en el año 1922 con los Cardenales de San Luis, .401 de promedio, 42 jonrones y 152 impulsadas, repitiendo la hazaña en 1925, con los mismos Cardenales, esta vez su promedio fue de .403, 39 jonrones y 143 impulsadas. Chuck Klein, de los Phillies, alcanzó la proeza en el año 1933, luego de dejar promedio de .368, 28 jonrones y 120 impulsadas. El último en hacerlo en el viejo circuito fue Joe Medwick, en 1937 jugando para los Cardenales de San Luis, se fue con promedio .374 de average, 31 jonrones y 154 impulsadas.

Ted Williams, solo uno de dos en ganar la Triple Corona
en dos ocasiones
En la Liga Americana, la Triple Corona de Bateo es algo más “común”, de hecho, la han ganado 8 individuos distintos. Ellos son: la primera superestrella de la Liga Americana: Nap Lajoie, con los Atléticos en 1901, Napoleón dejó promedio de .426, botó 14 jonrones e impulsó 125 carreras; el segundo fue Ty Cobb, en 1909, cuando bateó para .377 con 107 impulsadas y 9 jonrones, todos ellos dentro del parque, siendo el único en ganar el departamento de cuadrangulares, siendo todos sus “bambinazos” sin volar la cerca; Jimmie Foxx, el “Babe Ruth derecho” ganó la triple corona de bateo, cuando jugaba con los Atléticos, en el año 1933, con promedio de .356, con 48 jonrones y 163 impulsadas; el “Caballo de Hierro” Lou Gehrig, lo logró en 1934, con sus Yankees de Nueva York, con promedio de .363, 49 jonrones y 165 impulsadas; Ted Williams, uno de los mejores bateadores de todos los tiempos, lo logró dos veces: la primera en 1942 y la segunda en 1947, en el 42 dejó promedio de .356, con 36 jonrones y 137 impulsadas, y en el 47 con .343 de promedio, 32 jonroes y 114 impulsadas; Mickey Mantle la ganó en el año 1956, con .353 de promedio al bate, 52 jonrones y 130 impulsadas; Fran Robinson, de los Orioles, la ganó en 1966, con .316 de promedio, 49 jonrones y 122 impulsadas; Carl Yastrzsemski fue el último antes de Cabrera, lográndolo en 1967 con .326, 44 jonrones y 121 impulsadas.



El mérito de Cabrera

Como se puede ver la Triple Corona de Bateo es uno de los logros mas difíciles de alcanzar en las Grandes Ligas y en el deporte en general, solo algunos, muy excepcionales bateadores lo han conseguido, el mérito de Miguel Cabrera radica en que ahora, a diferencia del pasado, los bateadores raras veces ven al mismo bateador cuatro veces en un juego, ahora con el bullpen, los relevistas están más especializados en ciertas tareas. También lo es el hecho de que no solo el pitcheo se ha vuelto una ciencia especializada, sino también el bateo. Antes los bateadores de poder debían ser también bateadores de promedio, por ejemplo Babe Ruth ganó un campeonato de bateo y tampoco existía la figura del slugger, ahora los tiempos son diferentes, un solo bateador puede ganar mucho dinero si solo se especializa en sacar la bola del parque. Miguel Cabrera y Albert Pujols son dignas excepciones.



Por esto es que la hazaña de Miguel Cabrera es grande, es enorme y solo la mezquindad humana podría quitarle el MVP de este año y solo la estupidez podría causar que su logro no sea medido en su justa dimensión. Cabrera logro lo que nadie en casi medio siglo había hecho, es apenas el 14° hombre en conseguirlo y el primero en la historia de una raza entera. Este episodio debe ser escrito del béisbol latinoamericano y más aun el de Venezuela, pero sobretodo, debe producir que nuestro país revalore aun mas, el deporte que le ha dado sus mayores hazañas.

Ser el primero en hacer algo que hace cuarenta y cinco años nadie lograba, eso sin duda solo lo hace un ser talentoso y excepcional.

Hasta la próxima

Si el artículo te gustó, compártelo en facebook, dale tweet en twitter, recomiéndalo en Google+ y si te interesa recibir más publicaciones similares, suscríbete al blog. Yo  estaría eternamente agradecido. 

 Por Alex Ulacio
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Google+ Followers

Pos. Liga Americana

Seguidores

Siguenos por email

Nuestro Facebook

Páginas vistas en total

About Me

Mi foto
Alex Ulacio
Venezolano con la rara combinacion de ser larense, pero Magallanero.. adicto al béisbol y la literatura, busco la manera de combinar ambos, pero sin que alguno de ellos pierda su esencia...
Ver todo mi perfil

Nuestros tweets