Google+ Badge

Pos. Liga Nacional

Con la tecnología de Blogger.

Siguenos

Bateo Americana

Bateo Nacional

Efectividad Americana

Efectividad Nacional

Jonrones Americana

Jonrones Nacional

Ponches Americana

Ponches Nacional

viernes, 24 de agosto de 2012

Como mejorar la Serie del Caribe



Como aficionados al béisbol, todos quisiéramos que cada uno de los certámenes del béisbol en lo largo y ancho del planeta Tierra tuviera éxito, mejorara y permaneciera en el tiempo, y después de 63 años de historia, la Serie Mundial de Latinoamerica esta ahogándose, a punto de caramelo, ya casi lista para pasar a la historia y todos quisiéramos mejorarla, pero a veces como aficionados, todo lo que podemos hacer es dar sugerencias y quejarnos, porque no podemos tomar decisiones.



Dejemos de un lado aquellos que abogan por que la Serie del Caribe desaparezca y enfoquémonos en que se puede hacer por salvar el torneo.

En un sondeo que realizamos en el la página web facebook.com/adictosalbeisbol todos los involucrados coincidieron en algo: el número de países. Todos quieren una expansión para la Serie, quieren a Cuba, quieren a Nicaragua, a Panamá y a Colombia. Unos fueron más lejos y dijeron que quieren una Serie América, que incluyan a países desde México hasta Argentina, pasando por Chile.

Esta última sugerencia es imposible, porque a parte de los ocho países ante mencionados, ningún otro país en América tiene béisbol de nivel profesional, el que más se le acerca es el béisbol de Ecuador, pero no es profesional, es semi-profesional, por lo cual no podríamos hacer una Serie América.

Cuba sigue siendo el país que todos quieren ver en la Serie 


El béisbol mundial siempre se ha caracterizado por la búsqueda de la paridad, una de las razones de la poca expansión mundial del béisbol, pero también una de las razones que lo hacen un deporte muy disputado y siempre ha procurado que todos los participantes de determinado torneo tengan el mismo nivel, y la Serie del Caribe no es una excepción. Por tal motivo, una Serie América no es posible aún.

Yo soy de los que piensan que el verdadero problema de la Serie del Caribe es que pocas estrellas juegan en el certamen y que el formato es simplemente la primera razón que salta a la vista, mas sin embargo no estaría mal buscar una alternativa que oxigene el certamen y todo esto pasa por la re-fundación de la Serie del Caribe, para ampliarla.

Una de las razones por las cuales Colombia, Panamá, Nicaragua y Cuba no han entrado a la Serie del Caribe es porque no cumplen con los requisitos que los estatutos de la Serie del Caribe estipulan y para cambiar esto, debe refundarse.


Una Serie del Caribe con ocho países

Todos soñamos con una Serie del Caribe con ocho países en que se disputen dos grupos de cuatro equipos  y en la que los líderes de ambos equipos disputen una final, pero ahora eso se ha hecho imposible por la no inclusión de Panamá, Nicaragua, Colombia y la muchacha que todos queremos: Cuba. ¿Cuáles son las razones? Las siguientes:

  • Cada país que quiera entrar a la Serie del Caribe deben pagar una membresía cuyo precio es de cien mil dólares, una cantidad de dinero que ninguno de los otros cuatro países puede pagar. Solución: rebajar la cantidad de dinero a pagar o establecer un método de pago que le permite a cada uno de los países pagarla con el tiempo.
  • Los estadios de los países que suenan no son suficientemente aptos para albergar una Serie Del Caribe. Solución: esos cuatro países no quieren organizar la Serie del Caribe, quieren jugar en ella. ¿Si se estuvo de acuerdo con invitar a Cuba, porque no a ninguno de los otros tres? Porque sencillamente, para la edición 2013 podrían jugar como invitados, y sin ningún problema Nicaragua y Colombia, que son los países que en la actualidad tienen béisbol invernal.
  • El nivel del béisbol en esos países está evidentemente por debajo de los actuales países que compiten en la Serie. Solución: invitarlos con el nivel actual. Nosotros, los amantes del béisbol nos jactamos de una máxima del juego: “cualquiera puede ganar un juego” y si es así, entonces ¿Por qué no invitamos a estos países? Es evidente que el nivel del béisbol en estos países no mejoraran si no se enfrentan a rivales de mayor jerarquía, y aunque al principio no ganen mucho, llevaran gente a los estadios y aumentaran los ingresos en la Serie del Caribe y en poco tiempo el nivel de competencia se nivelará, y desde luego, con estos países en la justa, el interés de las mayores por ellos, aumentará.

Nicaragua aun no tiene el nivel de los venezolanos o mexicanos, pero si no se foguea contra ellos, nunca los alcanzará


Ahora bien, que se puede hacer para mejorar la Serie. Existen cuatro medidas, y estas son:

La serie se puede jugar con 10 países:

Suena loco no? Sobretodo porque dije que en América ningún otro país tiene el nivel de los cuatro países actuales. Pues no necesariamente la Serie del Caribe tiene que ser un espectáculo hispanohablante. Incluyamos a Nicaragua y a Colombia que tienen béisbol invernal, dejemos que Cuba y Panamá participen con sus selecciones nacionales, dejémosle que jueguen como miembros permanentes CON RESTRICCIONES, la restricción sería NO darles la responsabilidad de organizar un evento de la Serie y aquí viene lo bueno: invitemos al campeón de Australia. Sí, asi como lo leen, Australia.

Los Australianos tienen un nivel elevado de béisbol comparado con el promedio. Su torneo profesional termina esta temporada el 10 de febrero y es un torneo que se celebra ininterrumpidamente desde principios de los noventa son económicamente estables, pueden costear el viaje a la zona del Caribe y el Pacífico y estarían encantados de jugar con el béisbol de mayor nivel en el mundo, que se desarrolla al mismo nivel que ellos. Imagínense por ejemplo, que el actual campeón australiano: los Blue Sox de Sindey, jugaran en la Serie del Caribe y todo lo que tienen que hacer para estar a tono para la  Serie sería empezar antes, pues ellos terminan su torneo en la primera semana de febrero.

Los Blue Sox de Sidney, actual campeón australiano que podría jugar en la Serie del Caribe, si sus directivos abren sus mentes.


Y ahora, ¿Cuál seria el décimo equipo? En los últimos meses la Confederacion del Caribe tanteó con equipos de Corea del Sur, para que ellos jueguen en la Serie del Caribe. Al final esto se cayó, por diferentes razones. Pero la Confederación del Caribe podría invitar nuevamente a Corea y conversar con ellos no solo apenas terminada la Serie del Caribe, y aunque falten, ya con los otros nueve u ocho, la serie sería ya competitiva. El décimo equipo sería una selección nacional de alto nivel de la IBAF, como por ejemplo una selección Aruba-Curazao, que jueguen bajo el nombre de “Holanda caribeña”.

Aruba y Curazao podría jugar bajo el nombre de Holanda


Si no son 10, podrían ser ocho

Si la Serie del Caribe y el Pacífico no se puede jugar con diez países y/o equipos, entonces podría jugarse fácilmente con ocho, incluyendo estos cuatro países que podrían ser incluidos y si no se pueden incluir a estos países, no veo ningún problema en no permitir que cada uno de estos cuatro países asistan no solo con su equipo Campeón sino también su sub-campeón, dividen la Serie en dos grupos y la final se disputaría entre el ganador de cada grupo en una serie de tres juegos, donde el primero en ganar dos, se corona.

Expansión, igual a… nuevo formato

Si la expansión de la Serie del Caribe se hace efectiva bajo los términos que hemos expuesto antes, sin duda alguna todo esto traerá como consecuencia un nuevo formato.

Sean ocho o diez equipos participantes, el nuevo formato tendría que ser así: se dividen en dos grupos, ya sea de cuatro o cinco equipos. Un grupo de ocho estaría compuesto de la siguiente manera: dos países miembros permanentes, dos países miembros permanentes con restricciones, y si los grupos son de diez sería igual con la diferencia de que cada invitado iría a parar a cada uno de los grupos.

Hagamos un ejercicio de imaginación. Si se incluyen cuatro países los grupos se formarían así:

Grupo 1
Grupo 2
Dominicana
Venezuela
México
Puerto Rico
Colombia
Nicaragua
Panamá
Cuba

Con los grupos así se procede a hacer un Round Robin, utilizando el formato de el que pierde dos se va, como decía uno de nuestros amigos de adictos al béisbol, en Facebook. Así: primer día, grupo 1: Dominicana vence a México, Colombia vence a Panamá. Colombia pasa a jugar contra Dominicana y México contra Panamá, y el perdedor de este último juego se va, suponiendo que sea México jugaría contra el perdedor del otro juego, y jugando un poco a la sorpresa pongamos como ejemplo que gane Colombia y Dominicana en el siguiente juego sea eliminado ante México, entonces Colombia y México pasarían a la final del grupo, donde el ganador irá a la final.

Caimanes de Barranquilla, un equipo colombiano que facilmente podría jugar en la Serie del Caribe


En el otro grupo, jugaremos de nuevo a al fantasía: Venezuela juega con Nicaragua, y Puerto Rico con Cuba, ganan Venezuela y Cuba, y del otro lado, Nicaragua con Puerto Rico. Venezuela vence a Cuba, y Nicaragua (sí, usamos de nuevo el factor sorpresa) supera  Puerto Rico, y entonces Cuba le gana a Nicaragua y decide con Venezuela, el ganador del grupo.

si Panamá jugara en la Serie del Caribe, sin duda alguna, su nivel crecería


La final sería a tres juegos entre los dos ganadores de cada grupo, y voilá, en ocho días tienes campeón del Caribe y el Pacífico, para eso tendríamos que empezar antes y las Ligas Invernales terminar más temprano.

Y si fueran diez países el formato sería ligeramente el mismo: los cinco juegan un round robin de cinco días a una vuelta en el que ganador juega la misma final de tres juegos, simplemente se agrega un día más a la competición.  Y uno de los atractivos de este formato es el siguiente punto:


La sede no tiene que ser fija

Una de las cosas de las que poco se hablan cuando detractamos a la Serie del Caribe y por al cual nadie se queja es la sede. Siempre, en todas las Series del Caribe, la Confederación siempre designa a una ciudad. Pero en el 2006, Venezuela organizó la Serie del Caribe en Valencia y en Maracay, y fue un éxito total, quizás una de las últimas Series del Caribe exitosa.


Cuando la Serie se le asigna a Hermosillo, fácilmente, Ciudad Obregón, Mazatlán, Navojoa, Culiacán, Guasave o Los Mochis, podrían ser una alternativa, incluso hasta la misma Mexicali. Y es mas exitosa, porque se podrían realizar dos juegos al mismo tiempo, por lo que una lluvia imprevista no obligará a que se juegue hasta horas de la madrugada o que un juego de extra-innings aplace el juego siguiente, además los derechos televisivos se hacen mas flexibles y permiten que dos canales emitan los juegos, para que se trasmitan los dos juegos en desarrollo.

en 2006 la Serie del Caribe se realizó en dos ciudades y fue un éxito


Y si el cambio de formato se hace efectivo, simplemente cada grupo se juega en una de las sedes y la ronda final en una tercera sede. Si México organiza la Serie, la ronda de grupo se podría realizar una en Culiacán, otra en Hermosillo y la final en Mazatlán. Si es en Venezuela, una ronda se hace en Barquisimeto, la otra en Maracaibo y la final en Valencia. Y luego, una Serie del Caribe, un grupo en Santiago, un grupo en San Juan y la final en Santo Domingo, tomando en consideración las pobres Series que ha organizado Puerto Rico. La fórmula es sencilla:

+ Turismo + Plata + Vistosidad + Competencia = Mejor Torneo

Si la Confederación del Caribe no la quiere ver y no quiere trabajar para esto, entonces digamos que tendremos que resignarnos a calarnos la misma Serie del Caribe en un solo estadio toda la vida.

Y viendo esto de las tres sedes, quizás podamos una vez soñar con una Serie de tres sedes en tres países.


Esto no es posible a menos que…

La Confederación de Béisbol del Caribe tiene que refundarse, cambiar los estatutos y condiciones del torneo, haciendo los siguientes cambios:

  •          Cambio de nombre a “Serie del Caribe y del Pacífico”
  •           La serie podría realizarse en mas de una sede y/o país
  •    Otorgar membresía plena sin restricciones a los cuatro países actuales, otorgar membresía con restricciones a los otros cuatro países
  •         Permitir que, en caso de no realizarse un torneo local de determinado país, este asista con una selección nacional y…
  •           Contemplar la figura de invitado al torneo.
  •          Oficializar el formato que contemplamos arriba.



Y esto no tendría éxito si al menos que…

Vayan más estrellas al torneo. Esa es la clave. En el año 95, el campeón Puertorriqueño fue a la Serie del Caribe con un equipo plagado de estrellas, el famoso “Dream Team” de los Senadores de San Juan y nadie se quejo de crisis, porque la gente siguió el torneo y asistió al estadio. Si las estrellas no van, la gente no verá la Serie del Caribe.

Dream Team 1995 de Puerto Rico


Otro ejemplo: en 2004, los Tigres de Aragua mandaron a Santo Domingo, un equipo que tenía a estrellas como Horacio Estrada, Ramon Hernández, Miguel Cabrera, Alex Cabrera o Robert Pérez. Los venezolanos seguimos activamente la Serie del Caribe, y en el 2006 tambien llevaron un cargamento de estrellas, cuando los Leones llevaron a Marco Scutaro, Alex Cabrera, Alex González, Carlos Guillén y otros, pero vino 2007, y los Tigres llevaron un cargamento de novatos y a ninguno de los venezolanos, la Serie no nos importó nada, y esa es la razón por la cual a los Puertorriqueños, la Serie ya no importa nada, porque no van estrellas.

Algunos periodistas dicen: “Es que los que van son nuestras estrellas del mañana y tenemos que apoyarlos” No señores, eso es falso, nosotros queremos ver las estrellas de hoy, nosotros queremos ver a los Pablo Sandoval a los Elvis Andrus, los Eric Aybar y los Mike Aviles no a los novatos desconocidos que no nos importan, sin ánimos de ofenderlos, pero queremos ver las estrellas, jugando para nuestros equipos y en nuestra tierra, porque no podemos ir a los Estados Unidos a verlos.

Miguel Cabrera asistió a dos Series del Caribe
2004 y 2005
¿Y como logra la Confederación de Béisbol del Caribe que los equipos de Grandes Ligas dejen a los peloteros jugar? Muchos dirán que la Liga no tiene poder decisorio allí, es cierto, pero ellos si podrían lograr mas permisos con un nuevo Winter Agreement.

Hasta el 2013 estará vigente el actual Winter Agreement, el cual, por si usted no lo conoce, es un papel que regula las relaciones de las Grandes Ligas con los equipos de las Ligas Invernales, bueno, eso es en el papel, en la realidad, es una completa violación de MLB a los equipos invernales.

Adrian Gonzalez fue la última superestrella en jugar en la Serie del Caribe

Por ejemplo, para realizar juegos interligas, las ligas invernales necesitan el permiso de MLB. La lista de fatiga extrema, es otra calamidad estipulada por este acuerdo y que pone al béisbol del caribe contra las cuerdas, porque antes los peloteros igual jugaban sobre los limites actuales de la “fatiga extrema”  e igual sus carreras duraban veinte años y mas. Los cambios entre los equipos de un mismo país, tienen que ser aprobados por las Grandes Ligas. Es decir, con el Winter Agreement, las Grandes Ligas le han despojado la independencia a las Ligas Invernales, y mientras el actual siga vigente, las estrellas no vendrán.

Si la Confederación pensara igual y siguiera estos mismo pasos, la Serie del Caribe mejorará sin duda alguna. En otro trabajo estudiaremos el punto de una alternativa a la Serie del Caribe.

Hasta la próxima

Si el artículo te gustó, compártelo en facebook, dale tweet en twitter, recomiéndalo en Google+ y si te interesa recibir más publicaciones similares, suscríbete al blog. Yo  estaría eternamente agradecido. 

 Por Alex Ulacio


Disfruten el último inning de la Serie del Caribe 95 cuando San Juan se coronó con su Dream Team: 


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Google+ Followers

Pos. Liga Americana

Seguidores

Siguenos por email

Nuestro Facebook

Páginas vistas en total

About Me

Mi foto
Alex Ulacio
Venezolano con la rara combinacion de ser larense, pero Magallanero.. adicto al béisbol y la literatura, busco la manera de combinar ambos, pero sin que alguno de ellos pierda su esencia...
Ver todo mi perfil

Nuestros tweets