Google+ Badge

Pos. Liga Nacional

Con la tecnología de Blogger.

Siguenos

Bateo Americana

Bateo Nacional

Efectividad Americana

Efectividad Nacional

Jonrones Americana

Jonrones Nacional

Ponches Americana

Ponches Nacional

martes, 24 de julio de 2012

¿Que le espera a Ichiro en los Yankees?


El día de ayer se hizo público el anuncio de la llegada de Ichiro Suzuki a los Yankees de Nueva York. Con esto los mulos se hacen con los servicios de un excelso jugador, quizás el mejor jugador en la historia del Japón (Sí, quizás hasta más grande que Sadaharu Oh). Ichiro sale así de los incompetentes Mariners de Seattle y llega a un equipo con grandes chances de alcanzar un campeonato, la aspiración máxima de todo jugador. 


 

Para nadie es un secreto que los Yankees de Nueva York todos los años compiten por tener lo mejor en sus filas para alcanzar campeonatos. El año pasado no hicieron cambios significativos y eso pareció haber influido en la derrota sufrida en la Serie de División ante los Tigres.


Este año no nos debería sorprender ver a los Yankees en el primer lugar, pero sí lo es, es sorpresivo porque muy pocos esperábamos que los Yankees tuvieran este desempeño y el inicio de temporada que tuvieron nos hizo pensar que las predicciones se cumlpirían y luego cuando la lesión de Mariano Rivera, se pensó que el bullpen de los Yankees se haría pedazos, pero el resultado es que los Yankees
han jugado mejor que cualquier otro equipo y a diferencias de años pasados los Yankees no se han quedado dormidos en los laurales y salieron a conseguir piezas claves ¿Y quien mejor que el mejor bateador del Japón?

La ausencia dejada por Brett Gardner debe ser llenada e Ichiro ha llegad para tomar su lugar y liderar una ofensiva de por sí ya poderosa. Además Suzuki ya era un estorbo en los Mariners, no bateaba ya, en parte porque sus habilidades han disminuido  y por otra parte, por falta de motivación, estaba en un pésimo equipo, el era el único que aportaba verdaderamente a la ofensiva y como dice un dicho “un solo árbol no hace bosque”. Algo que tarde o temprano le pasará a Félix Hernández, quien debe darse cuenta pronto de que esta en el equipo equivocado, que su talento debe alimentar esperanzas de campeonatos y que su dígito de victorias debe subir para cotizarse más de lo que está, pero dejémosle esa tarea al tiempo.

La llegada de Suzuki a los Yankees le envía un mensaje, no solo a sus rivales de división: Baltimore y Tampa Bay, sino al béisbol entero, le dice “Este año es nuestro”. Señores, los Yankees vienen con todo ahora, se han decidio a ganarlo y con un equipo que ya tenía a Cano, A-Rod, Jeter, Texeira y un rejuvenecido Raúl Íbañez, la inclusión de Suzuki termina de consolidarla como la ofensiva más poderosa del béisbol que de por sí se adiciona al ya excelente bullpen y brillante defensiva que ya tienen. Si los Yankees logran tener una rotación abridora estable, incluyamos ya a los Yankees como candidatos a ganar la Serie Mundial. E Ichiro bateara, lo hará porque tiene el talento, la experiencia y sobretodo, su llegada a Nueva York lo rejuvenecerá, le devolverá esos ánimos, la pasión por el juego, las ovaciones en Nueva York le hincharán el pecho de alegría y sobretodo, al ver un anillo de Serie Mundial a su alcance, lo motivarán a dar lo mejor de sí. Sí, la camisa de los Yankees pesa, pero también rejuvenece y da poder, sino pregúntele a Ibáñez, Andruw Jones, Curtis Granderson y al Freddy García del año pasado (Sí, te estoy ignorando AJ Burnett).
Aunque odio a los Yankees, hay que admitirlo, se la comieron con esta adquisición.

Mis mejores deseo para Suzuki

Los fanáticos odiamos y amamos a los deportistas, sin importar lo buenos que sean, pero ante todo hay que juzgar todo objetivamente. Un jugador que yo amé, por su manera de jugar, y que nunca ganó una Serie Mundial, fue Ken Griffey Jr, es más, para admitirlo diré que me hubiese gustado que el ganara una Serie Mundial, porque es el mayor premio al cual un jugador activo puede aspirar, y sinceramente siempre admiré a Ken. Pero si hubo un jugador al que siempre he odiado y sigo odiando, es a Alex Rodríguez. Es que es un patán arrogante, un jugador que con solo pararse en el home te dan ganas de abuchearlo (quizás porque sabes lo que gana por hacer lo que le gusta y porque sabes con quien se ha acostado) y quizás sea malo de mi parte, pero me alegro cuando se lesiona; de todas maneras eso no me impidió conmoverme cuando A-Rod ganó la Serie Mundial en el 2009, parecía un niño, se veía feliz, no había palabras para describirlo y es eso, esa es la expresión de felicidad que leyendas como Ichiro Suzuki deben tener en su rostro.

Ichiro tiene 39 años ya, está a las puertas del retiro y en toda su carrera, tanto en Japón como en los Estados Unidos, ha ganado solo campeonato máximo, y fue en Japón, en el 96, el mismo año que Jeter ganó su primer anillo de Serie Mundial, y desde entonces Jeter ha ganado cuatro más mientras que Suzuki ha estado en equipos perdedores toda su vida, y lo más cerca que ha estado de la Serie Mundial fue en 2001, cuando formó parte del equipo más fenomenal en la historia de los Mariners, pero que sorpresivamente perdieron en cinco juegos en la Serie de Campeonato de la Liga Americana.

Creo que ya es hora de que Ichiro brille en la post-temporada. Los Yanquis estarán en postemporada, no tengo duda de eso, pero cuando conozcamos los diez equipos que estarán en post-temporada, los Yankees estarán en el número diez de mi lista, pero aún así te deseo lo mejor Ichiro ¡lo mereces!

Ichiro, una leyenda viviente

Suzuki quizás es el mejor jugador japonés de todos los tiempos. Es cierto, han pasado por el mundo Sadaharu Oh, Sachio Kunugasa, Shigeo Nagashima, Hideki Matsui y otros, pero ninguno otro ha tenido el impacto mundial y ha establecido tantos récords, en su natal Japón y en los Estados Unidos, como Ichiro, quien es quizás el único jugador del béisbol profesional que está en un Salón de la Fama mientras aun esta activo.

Suzuki es el primer jugador de posición nacido en Japón que debutó en las Grandes Ligas, lo hizo en 2001, luego de casi diez temporadas cosechando éxitos en la Liga Japonesa.

Suzuki comenzó en el béisbol a los siete años y entonces le pidió a su padre que lo ayudara en sus entrenamientos para ser mejor jugador, y juntos comenzaron una rutina de entrenamiento que consistía en una sesión de pitcheo de 50 lanzamientos, fildear 50 rollings y 50 flies y batear 500 lanzamientos, la mitad de ellos lanzados por una maquina de bateo y 250 que le lanzaba su padre.

Cuando Ichiro jugaba en las pequeñas ligas, tenía grabada en su guante, la palabra  集中 shuuchuu (concentración). A los doce años Suzuki decidió que sería jugador profesional y comenzó a trabajar duro para ello. Cuando se unió al equipo de béisbol de su liceo, el padre le dijo al coach: “No importa que tan bueno sea Ichiro, nunca lo alabe, tenemos que hacerlo espiritualmente fuerte”.

Suzuki se hizo pitcher en la secundaria debido a su fuerte brazo, pero dejó un average vitalicio de 505 en High School con 19 jonrones. Desarrolló fuerza y resistencia halando de cauchos pesados y desarrolló su capacidad de bateo, practicando con pelotas wiffle, que son pelotas más livianas y huecas, de goma, que se usan bajo techo, pero Ichiro practicaba con una pala pesada, en lugar de un bate largo y plástico, como el que normalmente se usa con ese tipo de pelotas. Este tipo de ejercicios permitieron a Suzuki desarrollar sus caderas y muñecas. Por el tamaño de Suzuki de 1,77, muchos equipos no querían seleccionar a Suzuki en el draft, y por eso fue seleccionado en la cuarta y última ronda del draft en Japón.

Luego de dos años en el sistema de granjas de los Blue Waves de Orix, donde el entonces manager quería que Ichiro cambiara su swing, Suzuki finalmente debutó y lo hizo bateando un jonrón contra Hideo Nomo.

En 1994 fue su primera temporada completa y estableció un récord de mas hits para una temporada con 210, siendo el primero en alcanzar tal cifra en Japón. También en ese año comenzó a utilizar el nombre “Ichiro” en el reverso de su espalda en lugar de su apellido, eso debido a que Suzuki es el segundo apellido mas común de Japón y porque la utilización del nombre en lugar del apellido, pensaba su manager, le daría publicidad a la nueva estrella. En un principio Suzuki desaprobaba la idea pero una vez que esta cuajó no le importó ya.
En 1995 Suzuki lideró a su equipo a su primer campeonato de Liga del Pacífico, por primera vez en doce años y ganó su segundo campeonato de bateo, impulsó 80 impulsadas, dio 25 jonrones y robó 49 bases robadas, al mismo tiempo que la prensa japonesa comenzó a llamarlo “La Máquina”.

Al año siguiente Ichiro llevó a su equipo a la Serie Nacional (la Serie Mundial de Japón) y vencieron a los Gigantes de Yomiuri (que son como los Yankees en Japón), ganó su tercer MVP consecutivo y en una serie de exhibición contra las estrellas de Grandes Ligas, Ichiro soñó con jugar algún día en las Grandes Ligas.

En 2001 Suzuki debutó en las Grandes Ligas con los Marineros de Seattle. Cuando Ichiro fue a las Grandes Ligas expresó que no guardaba ningún afecto por ningún número, asi que le daba igual vestir el numero que le asignaran y le dieron su famoso 51. Al principio Suzuki quería rechazarlo pues había sido vestido por Randy Johnson con anterioridad, pero finalmente Ichiro aceptó y envió una carta a Johnson, prometiéndole que no llenaría el uniforme de vergüenza.

Ese año ganó el MVP, lideró a su equipo en average y bases robadas y dio inicio a una brillante carrera en las Grandes Ligas.

Sin duda alguna Ichiro Suzuki es el mejor beisbolista que ha nacido en Japón; sus números, estilo de juego y personalidad así lo confirman. En su carrera en las mayores Suzuki acumuló diez temporadas seguidas con mas de 200 hits, un récord en las mayores, en 2004 estableció el récord de mas hits para una temporada con 262, diez Guantes de Oro seguidos y acumula siete seguidillas de 20 juegos o mas dando de hit, siendo su tope 27 y es el único pelotero que ha dado un jonrón dentro del parque en un juego de las estrellas.  
Suzuki también ha ganado dos Clásicos Mundiales del Béisbol, dando el hit ganador en el 2009 y es único beisbolista en la historia que ha conectado 2000 hits y ha ganado 200 juegos como lanzador y 250 salvados. Forma parte del Salón de la Fama del Béisbol Japonés.

Sus números totales en las Ligas Japonesas fueron de 353 de average, 118 jonrones, 429 impulsadas, 658 anotadas, 199 bases robadas y 1278 hits. En las Grandes Ligas acumula 322 de average, 99 jonrones, 633 impulsadas, 1176 anotadas, 438 bases robadas y 2535 hits.
Si sumamos sus números en ambas ligas, siendo profesionales ambas, del mismo nivel y la misma duración, sus totales serían: 218 jonrones, 1062 impulsadas, 1834 anotadas, 637 bases robadas y la cantidad impresionante de 3813 hits, la máxima cantidad para un activo y va rumbo, a un ritmo indetenible a acompañar a Ty Cobb y Pete Rose, como los únicos mortales con 4000 hits.

Para aquellos que no tuvimos la suerte de ver jugar a Pete Rose y a Cobb, podemos agradecerle a Dios por dejarnos ver a Ichiro.

¿Qué le esperará a Ichiro en los Yankees? ¿La Serie Mundial? ¿El hit 4000? No lo sé, pero se que es algo grande.

Gambatte Ichiro-San!


Hasta la próxima

Si el artículo te gustó, compártelo en facebook, dale tweet en twitter, recomiéndalo en Google+ y si te interesa recibir más publicaciones similares, suscríbete al blog. Yo  estaría eternamente agradecido. 





0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Google+ Followers

Pos. Liga Americana

Seguidores

Siguenos por email

Nuestro Facebook

Páginas vistas en total

About Me

Mi foto
Alex Ulacio
Venezolano con la rara combinacion de ser larense, pero Magallanero.. adicto al béisbol y la literatura, busco la manera de combinar ambos, pero sin que alguno de ellos pierda su esencia...
Ver todo mi perfil

Nuestros tweets